Viajes

Los mejillones, el tesoro de la Ría de Vigo

Viajar a Galicia es, entre otras muchas cosas, viajar al corazón de una de las gastronomías más fabulosas de España. En sus casi 1.500 kilómetros de costa encontramos grandes tesoros, y uno de los más preciosos es el mejillón. El mejor lugar para saborearlo y conocerlo a fondo es la Ría de Vigo embarcándonos en una excursión para visitar las bateas.

Las bateas o mejilloneras, son estructuras para el cultivo de bivalvos propias de las rías gallegas. Basta con asomarse a la ría para verlas, perfectamente ordenadas y alineadas junto a la costa. Son en realidad grandes plataformas de madera de las cuales cuelgan largas maromas. En ellas es donde se crían las ostras y los mejillones que luego van a parar a nuestras mesas.

La aventura se inicia en el siempre ajetrado puerto vigués. Desde allí zarpamos al encuentro de las bateas. Es un espectáculo maravilloso ver trabajar a los imponentes barcos bateiros, que levantan con sus grúas las pesadas sogas cargadas de moluscos. Casi todas las excursiones nos brindan la oportunidad de disfrutar de los mejillones recién sacados del agua, con todo el sabor de mar y cocidos in situ.

No puede existir mejor modo de comer mejillones que éste, con un buen vaso de vino de Albariño en la mano, mecidos por las olas y bajo la mirada atenta de las gaviotas.

Para completar la experiencia mejillonera en Vigo ya en tierra firme, es recomendable pasarse por la calle de las Ostras, uno de los puntos turísticos más importantes del casco antiguo de la ciudad, lleno de locales donde poder probar diferentes formas de cocinar los mejillones y otros deliciosos productos del mar gallego.

Fotos vía: atlantico.net

Escrito por Daniel Terrasa el 27 enero, 2016 | ningún comentario
Etiquetas: , , , , , , Viajes

Déjanos tu comentario