• Curiosidades

    Los broddar, con los pies en el suelo

    broddar

    Desde la ignorancia, es fácil pensar que la vida en países como Suecia, Noruega o Finlandia pueda transcurrir normalmente sin ninguna caída. La verdad es que sus habitantes parecen tener solución para todo, gracias a su fama bien merecida de tener los pies en la tierra y no andarse con tonterías. Y eso es lo que hacen, literalmente. El hielo no es un problema para ellos. La gente hace footing alrededor de los parques durante el invierno, conduce por carreteras heladas y corre si es necesario para ir a por el pan por pendientes pronunciadísimas de color blanco. Incluso camina apresuradamente por encima del hielo con tacones para no llegar tarde a una fiesta. El invento son los broddar (“clavos”). El hecho de que se recomiende usar este tipo de material indica que hay muchos autóctonos con una capacidad innata para mantener el equilibrio.

    Los broddar son unos clavos que se ajustan a la suela del calzado y ayudan a no resbalarse al caminar por suelos helados. No son simples nevadas, así que la adaptación al medio se hace imprescindible. Para el hielo del mar o de los lagos normalmente se usan patines o esquís, y en el caso del coche, gomas también con clavos –el tráfico es bastante fluido, los frenos se usan para lo indispensable, tal vez aprovechando la bondad de la superficie resbaladiza.

    Un espectáculo de magia y belleza digno de ser contemplado. Los gatos callejeros sobreviven en la calle y los barcos se abren paso a través del mar helado. La gracia del ser humano sometido a las leyes de la naturaleza, una vez más, y no al revés.

    föglo

    Escrito por Marta Rosella Gisbert el 20 enero, 2012 | ningún comentario
    Etiquetas: , , , , , , , , Curiosidades

    Déjanos tu comentario