Viajes

Los acantilados rojos de Hunstanton

hunstanton

Hunstanton es una pequeña ciudad costera en la costa de Norfolk, en el sudeste de Inglaterra. A escasa distancia se extiende una playa custodiada por un tramo de casi dos kilómetros de llamativos acantilados pintados con colores naranja, rojo y blanco. Estas franjas de colores son toda una clase de geología e historia del mundo, pues representan diversos sedimentos del Cretácico que fueron a parar allí hace unos 100 millones de años.

Así de singular es el paseo marítimo de Hunstanton, con los acantilados rojos a un lado y la playa de St. Edmunds al otro. En ella, cuando hay marea baja, quedan al descubierto enormes rocas cubiertas de musgo verde. El acantilado es completamente inaccesible, excepto en la zona que se encuentra debajo el faro.

hunstanton

La capa superior es de yeso blanco superior formado durante el Cretáceo Superior, cuando la actual Inglaterra era un lugar mucho más soleado, con un clima tropical cálido. Es la llamada Ferriby Chalk, una capa de aproximadamente 10 metros de espesor. La capa central es de color rojo intenso y mucho más estrecha mientras que la de la base, de color anaranjado oscuro, es rica en hierro.

Piedras de las tres capas han sido usadas durante siglos por los habitantes de la zona para construir sus casas. Basta dar un paseo por Hunstanton y sus alrededores para comprobarlo. Los viajeros observadores descubrirán en muchos muros, columnas y tejados los fósiles que se encuentran integrados en las rocas de colores, un interesante registro biológico de una época remota.

hunstanton

Otras atracciones de los acantilados rojos de Hunstanton son las grandes colonias de fullmars, un ave parecida a la gaviota, la capilla de St. Edmund, del siglo XIII y, por supuesto, el fabuloso y hermoso faro que custodia el litoral.

Fotos vía: Guardian

Escrito por Daniel Terrasa el 1 diciembre, 2014 | ningún comentario
Etiquetas: , , , , , Viajes

Déjanos tu comentario