Viajes

Los acantilados de Bunda en Australia

Hay muchs lugares en Australia donde sentirse pequeños e indignificantes. Uno de ellos es el impresionante paisaje de los Acantilados de Bunda (Bunda Cliffs), al sur del país, a unos 1.200 km de distancia de la ciudad de Adelaide. Allí es donde la gigantesca llanura de Nullarbor, la roca caliza más grande del mundo, va a morir al océano.

Nullarbor ocupa una superficie de 270.000 kilómetros cuadrados y es tan llana que hay una línea de ferrocarril que discurre sobre ella en línea completamente recta durante 483 kilometros: una inmensidad horizontal plana y carente de árboles (de ahí su nombre) que se interrumpe abruptamente en una larga franja de acantilados cuya altura va de los 60 a los 120 metros.

Sobre este colosal balcón se encuentran varios puntos de observación a los que se accede fácilmente desde la Eyre Highway, la principal conexión entre el este y el oeste de Australia, construida en el año 1941, que sigue la línea de la costa a un kilómetros de distancia.

El mirador más popular y visitado es el que se encuentra en el extremo oriental de Bunda, llamado Head of the Bight. En determinadas épocas del año es posible avistar desde allí las ballenas francas, que en otoño migran desdelas frías aguas antárticas hasta las costas australianas para reproducirse.

La naturaleza muestra aquí su cara más gloriosa e inabarcable. Hay mucha gente que describe este lugar como el Finis Terrae australiano, pues es difícil permanecer impasible ante la contemplación de este espectáculo de la naturaleza, desolador e inspirador a partes iguales.

Fotos vía: Travelling Australia

Escrito por Daniel Terrasa el 15 febrero, 2016 | ningún comentario
Etiquetas: , , , , Viajes

Déjanos tu comentario