• Viajes

    Los viejos coches americanos de La Habana

    Forman parte del paisaje más genuino de La Habana. Cuando estalló la Revolución de 1959, estos magníficos automóviles clásicos se quedaron atrapados en el tiempo y hoy, convertidos en anacronismos rodantes parcheados mil veces, siguen recorriendo las calles de la capital de Cuba, para asombro de los turistas.

    No resulta complicado toparse con estos viejos Chevrolets y Cadillacs en las calles de La Habana. Viejas carracas que, a pesar de todo, conservan su elegancia y cierto aire de senador, como esos ancianos que salen a pasear los domingos vestidos con su mejor traje, renqueantes pero dignos.

    Por otra parte, es sorprendente que los cubanos sigan encontrando el modo de que estos coches sigan funcionando a pesar de la falta de piezas de repuesto. En Cuba, la imaginación suple todas las carencias.

    Su presencia convierte a la ciudad en un gran museo al aire libre que hace las delicias de cualquier aficionado a los coches clásicos. A pesar de su pésimo estado de conservación, estos viejos cacharros siguen vivos y coleando, prolongando su vida de manera casi obligada a causa del aislamiento comercial de la isla y su situación política.

    Muchos de estos coches pululan por los lugares más turísticos de La Habana Vieja o se dejan ver por los alrededores de los principales hoteles. Son los famosos taxis particulares de la ciudad, una alternativa económica a los taxis oficiales que nos suelen cobrar menos e incluso se puede acordar la tarifa. El gran inconveniente, además de que la policía detenga al taxista ilegal, es que hay bastantes probabilidades de que el vehículo se averíe y nos deje a mitad de trayecto. En cualquier caso, esto forma parte del encanto.

    Fotos via: geo.fr, ibytes.es

    Escrito por Daniel Terrasa el 22 diciembre, 2011 | ningún comentario
    Etiquetas: , , , Viajes

    Déjanos tu comentario