• Viajes

    Las tradiciones navideñas más extrañas del mundo

    christmas-santa-claus-fig-decoration

    Para muchos, las fiestas navideñas son una oportunidad para viajar y conocer el mundo. Estas fechas ofrecen una doble posibilidad al viajero, ya que le permiten moverse con más tranquilidad que en verano, además de que es un momento ideal para conocer las diferentes y curiosas tradiciones típicas que se celebran durante esta época y que, por cierto, no son pocas.

    Islandia

    Jólabókaflód es la tradición navideña de este pequeño país. ¿En qué consiste? En algo tan sencillo como regalar libros. Los islandeses dedican gran parte de los meses de noviembre y diciembre a comprar libros que regalarán a los suyos en Nochebuena. Lo curioso es que, lejos de dejar apartados los libros hasta encontrar el momento ideal para empezar a leerlos, los islandeses leen tanto en Nochebuena como en Navidad. La tradición tiene tanto calado en la sociedad que las propias editoriales han modificado el calendario de sus estrenos literarios para hacerlos coincidir con el Jólabókaflód.

     

    Yugoslavia

    Menos entrañable es la tradición de los yugoslavos, sobre todo para aquellos que son padres. Dos semanas antes del día 25, los niños atan a su madre mientras le cantan una rima que viene a resumirse en que quieren sus regalos. Hasta que ésta no se los da, no la sueltan. La semana siguiente repiten el mismo proceso con su progenitor y ¡oh sorpresa!, reciben más regalos.

     

    Noruega

    Lo que para muchos en el mundo ocurre en la noche del 31 de octubre, para los noruegos sucede en la víspera de Navidad. Ese día, en Noruega se esconden todas las escobas que haya en las casas pues la leyenda cuenta que las brujas y los malos espíritus podrían hacerse con ellas y sobrevolar las casas en señal de mal augurio.

     

    Austria

    No todo son regalos y personajes bondadosos en Navidad, y sino que se lo digan a los austriacos. En esta región del mundo, sobre todo en las zonas de montaña, es habitual que Krampus, un personaje demoniaco, persiga a los más pequeños cuyo comportamiento durante el año haya dejado mucho que desear. La tradición es tan llamativa que ya ha sido llevada al cine.

     

    Asia

    En Asia, la Navidad no es igual que en occidente, de hecho se plantea más como un evento comercial que como algo arraigado en la sociedad. Es por ello que en estas fechas los asiáticos continúan con sus quehaceres diarios sin que existan días festivos ni celebraciones. Sin embargo en Macao, ciudad de origen portugués y conocida como Las Vegas de Asia, sí se llevan a cabo innumerables eventos, al igual que en Hong Kong. Ambas ciudades cuentan con una población internacional y quizás por ello se unen al ánimo festivo. De todas formas, en la línea de curiosas celebraciones navideñas, los asiáticos también tienen su modo peculiar de festejar la Navidad: comiendo pollo frito del KFC. Además, las tarjetas navideñas de felicitación nunca son rojas ya que en esta zona del mundo este color se emplea en los funerales.

     

    Ucrania

    En este país la tradición navideña está ligada a los animales, concretamente a las arañas. De esta forma, se considera que la existencia de telarañas da buena suerte y por ello los ucranianos decoran sus casas con telarañas falsas.

    Ucrania también cuenta con otra peculiar tradición que comparte con Eslovaquia. Antes de la cena de Nochebuena, el cabeza de familia lanza al techo una cucharada de un plato típico navideño a base de pan y semillas de amapola. Se dice que a mayor cantidad de pastel pegado al techo, mayor fortuna habrá el próximo año.

     

    Venezuela

    Caracas posee una de las  costumbres navideñas más curiosas del mundo: durante la víspera de Navidad todas las carreteras se cortan al tráfico. ¿Por qué? Para que todos los que lo deseen puedan ir a la iglesia en patines.

     

    Estas tradiciones no son las únicas pero sí las más curiosas. A todas ellas podríamos sumarle la de los zapatos de tacón en la República Checa, la Consoda en Portugal, la de el kiviak en Groenlandia o los globos en Colombia. Lo que nunca cambia, al margen de las formas de celebrar, es la ilusión que despierta la Navidad.

    Escrito por admin el 22 diciembre, 2016 | ningún comentario
    Etiquetas: , , , Viajes

    Déjanos tu comentario