Reportajes, Viajes

Las pozas de Xilitla de San Luis Potosí, México


Puede que no haya lugar en el mundo más parecido a un sueño que las pozas de Xilitla, en San Luis de Potosí, México. Un lugar mágico creado por la imaginación del poeta y escultor Edward James que llegó a estas tierras en 1945 y que en 1962 comenzó a crear todo un complejo artístico que bien se asemejan a una antigua civilización. El verdadero encanto de estas estructuras radica en su entorno, ya que está camuflado en la selva, entre ríos, cascadas y frondosa vegetación.

Al parecer la idea de este escultor británico surgió en unas vacaciones a la selva mexicana. Años más tarde compró 40 hectáreas y empezó a levantar columnas que no sujetaban nada, puertas que no abrían a ninguna parte y escaleras que no conectaban con ningún otro piso. En total unas 36 estructuras. No obstante, a pesar del absurdo, James se planteó mudarse a su paraíso y comenzó a construir una de las estructuras más admiradas hoy en día, la Casa de los Peristilos, que ni siquiera llegó a terminar. Actualmente está ocupada por un nuevo propietario, por lo que junto con la Casa de las plantas y el homenaje a Marx Ernst, es lo único que no se puede visitar.


Algunos de los monumentos más importantes son:

  • El pasillo de las Siete Serpientes, que representan los siete pecados capitales.
  • Las manos, cuya idea es que proporcionen paz al viajero con las manos limpias de pecado.
  • El Ojo divino, desde donde el creador observa el camino que elegimos.
  • >Plaza de Don Eduardo, con una gran fuente en forma de flor y contrafuertes con forma de pierna humana.
  • El Palacio de bambú, donde james anhelaba vivir sin paredes.
  • La escalera al cielo.
  • La columna del Estegosaurio, de la que sobresalen un montón de picos que penetra en la jungla.
  • Puertas de San Pedro y San Pablo.
  • Templo de los patos.


El proyecto costó unos 6 millones de dólares, aunque el poeta nunca tuvo problemas económicos. Por su parte, también era amigo de otros artistas surrealistas, como Dalí o Picasso, quienes visitaron el lugar en alguna ocasión. Para James seguir los sueños era sumamente importante, de hecho, una vez que levantó su paraíso declaró que “este santuario fue construido para ser habitado por ideas y mis quimeras; un mundo lleno de libertades, habitado sólo por aquellos que logren construir un sueño propio”.

Eso sí que es perseguir un sueño.

Más sobre Edward james

Fuentes: Tejiendo el mundo; Taringa

Escrito por Laura Fernandez el 18 noviembre, 2011 | ningún comentario
Etiquetas: , , , , Reportajes, Viajes

Déjanos tu comentario