• Curiosidades, Viajes

    Las otras “Coca Colas” del mundo

    Es una realidad incuestionable: la Coca-Cola es algo más que una simple bebida refrescante, se trata de un icono de la sociedad moderna, un símbolo de lo americano, y por extensión también para algunos incluso del capitalismo. Veneno o bendición, su éxito es universal. Hasta en el rincón más remoto e inaccesible del planeta podemos encontrar algún lugar donde comprar una de sus latas o botellas.

    Sin embargo, en el mundo existen “otras” Coca-Colas, ya sean versiones locales de la popular bebida o “coca colas alternativas” creadas para combatir al original y todo lo que  en teoría representa. He aquí algunas de las más curiosas:

    Francia: Breizh Cola y Corsica Cola

    Puede que se trata de simple coincidencia, pero en dos de las regiones de Francia con mayor sentimiento regionalista se producen versiones de la Coca Cola que han cosechado cierto éxito. Una de ellas es la Breizh Cola, en Bretaña, en cuya etiqueta se hace todo un alegato en defensa de la diversidad de las culturas, la protección del medio ambiente y la importancia de preservar las lenguas regionales.

    En Córcega, la isla de Napoleón, existe desde 2003 la Corsica Cola, una bebida que reivindica el orgullo insular y se opone al consumo del refresco de cola estadounidense. Otros casos similares en territorio francés son la Anjou Cola, la Auvergnat Cola y la Euskal Kola del País Vasco francés.

    Mecca Cola y otras colas islámicas

    También en Francia fue creada la Mecca Cola, concebida en 2002 como “un acto de protesta frente al imperialismo norteamericano, contra la política norteamericana y contra los crímenes del sionismo” (sic). Este trasfondo ideológico (y religioso) es el mismo que ha inspirado a la Qibla Cola en el Reino Unido y la Zam Zam Cola en Irán.

    Sudamérica: de la Coca Kolla a la Inca Kola

    Una de las bebidas de cola más famosas del mundo, además de Pepsi y Coca Cola, es la Coca Colla, que se elabora a partir de hoja de coca en la región de Cochabamba, en Bolivia y se vende con un diseño de botella y etiqueta que copia descaradamente a la original estadounidense.

    No lejos de allí, en Perú, se produce también la Kola Real, que se distribuye a diversos países de América del Sur. Capítulo aparte para la Inca Kola la cual, a pesar del nombre y de su popularidad en este país, tiene un sabor y un color muy diferente.

    Las versiones africanas

    Para acabar, una auténtica rareza:  la Afri-Cola, marca registrada en 1931 en Alemania y hoy perteneciente a una compañía llamada Mineralbrunnen Überkingen-Teinach. Es una cola africana, pero imposible de encontrar en el continente negro.

    Otro caso especial es la Ubuntu Cola, hecha en Reino unido con azúcar de caña procedente de Malaui y Zambia, cuyo nombre deriva de la filosofía humanista africana Ubuntu y se vende en las tiendas de comercio justo.

    Escrito por Daniel Terrasa el 12 julio, 2017 | ningún comentario
    Etiquetas: , , , , , , Curiosidades, Viajes

    Déjanos tu comentario