• Viajes

    Las increíbles dunas de arena de Athabasca

    En la orilla meridional del lago Athabasca, en el salvaje territorio de Saskatchewan, en las profundidades de Canadá, se encuentra el sistema dunar situado más al norte del planeta. A lo largo de casi 100 kilómetros, estas dunas doradas crecen y se mueven al ritmo de los vientos y los caprichos del duro clima de esta región,albergando un rico ecosistema en la delgada frontera que separa los humedales del bosque boreal.

    Además de un paisaje precioso que atrae a no pocos turistas cada año, casi todos ellos aventureros y amantes de la naturaleza, las dunas de arena de Athabasca son una auténtica rareza geológica. Este insólito paraje se formó hace unos 8.000 años, a finales e la última glaciación. A medida que la capa de hielo se fue derritiendo, el agua fue arrastrando enormes cantidades de arena y sedimentos de arenisca local hasta el lago, dejando grandes depósitos de arena en sus orillas. El régimen de vientos hizo el resto.

    Desde los años 90 del siglo pasado, las dunas de arena de Athabasca cuentan con su propio parque natural protegido que abarca también una buena extensión del propio lago y de las grandes masas boscosas que lo rodean. En definitiva, la cara más salvaje y hermosa de la naturaleza canadiense.

    G002027

    ¿Cómo visitar las dunas de Athabasca? Por desgracia, no es un sitio al que sea precisamente fácil llegar, puesto que no existen carreteras. La única forma de acceder es contratar una excursión en hidroavión desde las localidades de Uranium City, Stony Rapids y Fond du Lac, situadas en la orilla opuesta del lago.

    Fotos vía: athabascau.ca

    Escrito por Daniel Terrasa el 15 enero, 2018 | ningún comentario
    Etiquetas: , , , , Viajes

    Déjanos tu comentario