• Viajes

    Las esculturas de Gibbs Farm Park, en Nueva Zelanda

    Justo al norte de Auckland, ciudad que a su vez se halla al norte de la Isla Norte de Nueva Zelanda, se encuentra uno de los rincones más curiosos de las Antípodas. Un curioso parque escultórico que raramente se puede visitar: Gibbs Farm Park.

    Y es que lejos de ser un parque público o un museo escultórico, este lugar es un jardín privado propiedad de un empresario y coleccionista de arte llamado Alan Gibbs. Él fue quien adquirió estos terrenos en 1991 e invitó a los artistas más reconocidos del mundo para que decoraran el parque con sus creaciones.

    La escultura más famosa del parque se llama “Horizontes” (se puede ver en la imagen que encabeza el post), obra del artista Neil Dawson. La originalidad de esta creación consiste en su calidad de trompe-l’oeil, o engaño a la vista. Desde la distancia, la escultura da la impresión de ser un papel gigante doblado por el viento. Sin embargo, al observarlo de cerca, se ve que es en realidad una escultura unidimensional.

    Otras esculturas destacadas de Gibbs Farm Park son por ejemplo el gigante megáfono rojo creado por Anish Kapoor, la asombrosa pared de acero serpenteante creada por Richard Serra o la serie de cubos de hormigón de colores diseñada por Leon van den Eijkel. Todos ellos artistas de renombre.

    Pero como decíamos al principio, este parque no siempre puede ser visitado. Si viajas a Auckland hay que contactar con bastante antelación con Gibbs Farm Park y solicitar una visita (en su web gibbsfarm.org.nz). Si tienes suerte y te abren las puertas, disfrutarás de una experiencia única y fascinante.

    Fotos vía: gibbsfarm.org.nz

    Escrito por Daniel Terrasa el 16 diciembre, 2016 | ningún comentario
    Etiquetas: , , , , , Viajes

    Déjanos tu comentario