• Sin categoría

    Las divertidas estatuas callejeras de Bratislava

    Bratislava es la capital más pequeña de todos los países de la Unión Europea, pero un lugar que merece la pena visitar, sobre todo si viajas a Viena, ya que se encuentra a poco menos de una hora en barco o tren. Si te animas a viajar a esta ciudad, disfrutarás paseando por su pequeño pero encantador casco histórico, adornado con sorprendentes y divertidas estatuas.

    Tal vez la estatua más conocida y fotografiada de la ciudad sea la de Čumil, el obrero que, con sonrisa traviesa, asoma por una alcantarilla para sorpresa de los turistas. Se suele decir que su expresión facial se debe a que desde su perspectiva se lo pasa en grande mirando por debajo de las faldas de las chicas que pasan.

    Y es que si hay una nota común en las estatuas de la capital de Eslovaquia es el sentido del humor con el que fueron elaboradas, en la década de los 90, cuando el país salía del largo y oscuro túnel del dominio soviético. Así lo vemos en la estatua de Ignaz, un simpático mendigo que vivió aquí a principios del siglo XX y que saluda con una sonrisa s todos los viandantes que pasan por la calle Rybarska.

    Otras de las estatuas más famosas de la ciudad son la del soldado francés, vestido con el uniforme de la época napoleónica, que apoyado en un banco parece observar algo a lo lejos; o la del fotógrafo furtivo que, escondido detrás de una esquina de la calle Laurinska parece sacar una instantánea prohibida, tal vez a algún famoso.

    Todas estas estatuas, divertidas y simpáticas, hacen de nuestro paseo por la vieja Bratislava una experiencia bien entretenida.

    Fotos vía: bratislavaguide.com

    Escrito por Daniel Terrasa el 30 agosto, 2012 | 1 comentario
    , Sin categoría

    Time for Slovakia (vídeo) | 7 de enero de 2015 | 10:51 am

    […] Las divertidas estatuas callejeras de Bratislava […]

    Déjanos tu comentario