• Viajes

    Las cataratas Asik-Asik, el paraíso en Filipinas

    Arroyos de agua cristalina cayendo por corriendo por un acantilado de montaña cubierto completamente de vegetación. La imagen es preciosa, como sacad de algún paisaje soñado por ala mente de un artista. ¿Son las fuentes del paraíso? No, pero podrían serlo. Son las cataratas de Asik-Asik, que se esconden en la selva de la región montañosa de Alamada, en Filipinas.

    Un tesoro natural escondido desconocido incluso para muchos filipinos, aunque no para los habitantes de Sitio Dulao, que se ocuparon de de abrir un camino entre la espesura para poder acceder a las cataratas y, por qué no, empezar a atraer al turismo a este rincón medio salvaje del interior de la isla de Mindanao, al sur del archipiélago.

    El nombre de Asik-Asik proviene de una palabra en lengua Hiligaynon que viene a significar “rocío”. Y es que el agua fluye desde lo alto de la montaña mediante finos chorros que, en contacto con las plantas y en su caída hasta el suelo, se disuelve en pequeñas partículas que parecen flotar en el aire.

    Gracias a los esfuerzos de los habitantes de la zona, llegar a estas cataratas ya no es una aventura complicada e incómoda, como era antes. El gobierno de la isla, viendo la oportunidad de conseguir grandes ingresos a través del turismo, mejoró los accesos, construyó una carretera y dotó a la zona de una serie de servicios: un centro de interpretación, una zona de picnic, un restaurante-cafetería, etc.

    Aún así, para llegar a Asik-Asik todavía hay que afrontar una buena caminata llena de desniveles a través de la selva. Pero el esfuerzo tiene una maravillosa recompensa, como podemos apreciar en las imágenes.

    Fotos vía: Reuters

    Escrito por Daniel Terrasa el 22 mayo, 2017 | ningún comentario
    Etiquetas: , , , , Viajes

    Déjanos tu comentario