• Curiosidades

    Las bibliotecas callejeras de Nueva York

    Como sucede en el resto del mundo, salvo en Londres donde siguen siendo parte del paisaje de la ciudad, las cabinas telefónicas de Nueva York han quedado obsoletas, ya que todo el mundo en la Gran Manzana se pasea con su propio un móvil. ¿Qué hacer con ellas? La imaginativa solución del arquitecto John Locke ha gustado mucho a los neoyorquinos: reciclarlas como pequeñas bibliotecas callejeras.

    Lo que ha hecho Locke es simplemente incorporar en ellas unas baldas empotradas sobre las que descansan libros que cualquiera puede llevarse en préstamo y devolverlos más tarde o bien cambiarlos por otros. Una propuesta que rescata aquella idea romántica del intercambio libre de cultura. El ayuntamiento de la ciudad ha visto con buenos ojos la iniciativa, que además fomenta la lectura entre sus ciudadanos.

    El John Locke del siglo XXI no alcanzará la fama del gran filósofo británico con el que comparte el nombre, pero al menos podrá decir que desde su modestia y sus conocimientos sobre diseño, hizo una importante contribución a la cultura con estas bibliotecas callejeras.

    Gracias a su original idea, las viejas cabinas telefónicas lograrán prolongar su vida en un mundo donde ya no tienen cabida, además lucharán desde sus pequeños espacios urbanos para promover el amor por la lectura en las calles, los parques y los transportes públicos que se está desvaneciendo ante el resplandor de luz brillante del iPad.

    Fotos vía: gothamist.com

     

    Escrito por Daniel Terrasa el 28 mayo, 2012 | ningún comentario
    Etiquetas: , , , Curiosidades

    Déjanos tu comentario