Viajes

Las agujas de la Isla de Wight

Justo en frente de la bahía de Alum, en el extremo occidental de la Isla de Wight en el Reino Unido, se levantan tres grandes rocas de tiza blanca conocidas como las Agujas de Wight. Tres colosos verticales que formaban una sola isla hasta el año 1764 cuando una tormenta hizo colapsar parte de su estructura. Esto sucede constantemente en la costa de Dorset, donde la erosión marina moldea el paisaje de forma lenta pero imparable.

Dicen que aquel pequeño cataclismo fue escuchado en los lejanos puertos de Southampton y Portsmouth. Lo que quedó fueron tres rocas puntiagudas, bautizadas por ese motivo con el descriptivo nombre de needles (agujas). La mayor de ellas se yergue a 120 metros de altura sobre la superficie del agua.

Desafiando la amenaza de las olas y el viento, que parecen siempre estar pugnando por engullir las agujas, se construyó un faro en 1859. Un helipuerto en la parte superior de la roca fue añadido en 1987. Este conjunto singular formado por las rocas y el faro se han convertido en un gran icono de la Isla de Wight, apareciendo en todas las postales turísticas.

Si trazásemos una línea recta que continuara el sentido de las tres Agujas de la Isla de Wight en dirección oeste nos encontraríamos con la Costa Jurásica de Dorset, donde se levantan también una serie de pilares blancos frente a los acantilados: las Old Harry Rocks. Y es que hace miles de años había una continuidad geográfica entre ambos lugares, una gran lengua d etierra que el mar se ha encargado de pulverizar lenta pero inexorablemente.

Fotos vía: Guardian

Escrito por Daniel Terrasa el 15 diciembre, 2014 | ningún comentario
Etiquetas: , , , , Viajes

Déjanos tu comentario