• Viajes

    Las 5 cosas que debes evitar en tu viaje a la India

    Un viaje a la India es siempre una aventura fascinante y maravillosa, aunque no exenta de riesgos. Se trata de una incursión en un mundo completamente distinto al nuestro y, para que nuestro sueño no se convierta en pesadilla, conviene saber cuáles son las 5 cosas que debemos evitar:

    1. Beber agua corriente

    Beber agua del grifo es directamente garantía de padecer fuertes diarreas, especialmente durante la estación del Monzón. El cloro que se añade para eliminar bacterias y virus es casi siempre insuficiente para los aparatos digestivos de nosotros, los occidentales. Sólo se debe consumir agua embotellada, nada más.

    2. Comer en puestos callejeros

    De nuevo el estómago. En la India el concepto de “picante” va mucho más allá de lo que nuestra imaginación alcanza. En los restaurantes existen ciertos límites, pero no en los puestos callejeros donde, además, a menudo los platos están expuestos largas horas al sol y al aire contaminado de las ciudades, recibiendo la visita de toda clase de insectos. Nuestro estómago lo pagará.

    3. Alquilar un vehículo

    Intentar conducir por una ciudad india no es sólo una mala idea, sino un tremendo error.  Ponerse a circular entre un tráfico infernal donde literalmente no hay reglas sólo puede acabar mal. De hecho, es una forma bastante absurda de jugarse la vida.

    4. Bañarse en algunas playas y ríos

    India es un país maravilloso, pero sucio. El estándar de higiene occidental no vale aquí. Dejando de lado los famosos baños sagrados en el Ganges, donde flotan miles de cadáveres en descomposición, hay que señalar que incluso las aguas de las playas más famosas y cuidadas de Goa están contaminadas con toda clase de vertidos.

    5. Consumir alcohol y tabaco (sólo en algunos estados)

    Fumar y beber en la calle está mal visto en muchas partes de la India, y en los estados de mayoría musulmana está incluso prohibido. En estos  últimos podemos tener problemas también por ir con ropa demasiado ligera (particularmente las mujeres) o exhibir demostraciones de cariño a nuestra pareja que, para algunas personas, pueden resultar ofensivas.

    Escrito por Daniel Terrasa el 25 julio, 2016 | ningún comentario
    Etiquetas: , , , Viajes

    Déjanos tu comentario