Viajes

Las 5 cataratas más bellas del mundo

En nuestro planeta el agua de los ríos muestran su cara más poderosa y espctacular cuando toman la forma de grandes cascadas, a veces de forma modesta, otras de la manera más majestuosa y estruendosa que podamso imaginar. Las cinco más famosas forman patre de nuestro Top 5 de hoy: las cataratas más bellas de nuestro mundo, cinco maravillas que hay que ver al menos una vez en la vida.

1. Las Cataratas de Iguazú

En el corazón de la selva tropical que hace de frontera verde entre Argentina y Brasil. Se trata de un impresionante conjunto de 275 cascadas que forman un frente de unos tres kilómetros de ancho. Las Cataratas de Iguazú descargan hasta seis millones de litros de agua por segundo. El mayor salto de agua es la famosa “Garganta del Diablo”, de 90 metros de altura. A ambos lados de las cataratas se extienden fabulosos parques nacionales.

Cómo llegar: se puede fácilmente llegar a Iguazú desde Buenos Aires con LAN y Aerolíneas Argentinas. Del lado brasileño, el aeropuerto más cercano es el de Foz de Iguaçú.

2. Las Cataratas Victoria

Sin duda, una de las cataratas más espectaculares del mundo, y como en el caso de Iguazú también en la frontera entre ds países: Zambia y Zimbabwe. El río Zambezi desemboca en este gran agujero de 1.700 metros de ancho y una altura de hasta 108 metros. Son particularmente impresionantes por el hecho de precpitarse por una gran falla y luego escapar a través de un estrecho cañón.

Cómo llegar: Desde el aeropuerto internacional de Johannesburgo sale cada día un avión rumbo a la ciudad de Livingston, puerta de entrada a las legendarias Victoria Falls.

3. Seljalandsfoss

Aunque menos popular que las dos aneriores, estas cataratas son una de las grandes visitas imprescindibles en todo viaje a Islandia. Hay dos lugares desde donde admirar este bello y sobrecogedor salto de agua de 65 metros: desde delante o justo detrás de la cortina de agua, algo que uno puede hacer sin correr mayor riesgo que el de mojarse un poco con las partículas de agua en suspendión.

Cómo llegar: desde la capital Reykiavik se ofrecen muchas excursiones organizadas en Seljalandsfoss, a 120 km de carretera.

4. Parque de Plitvice

Parque Nacional de los Lagos de Plitvice se halla en Croacia, a medio camino entre la capital Zagreb y la ciudad de Zadar. Allí encontramos una bandeja formada de roca y piedra caliz que ofrece un paisaje idílico como pocos. En un área de 296 kilómetros cuadrados hay 16 lagos conectados por decenas de cascadas y pequeños riachuelos en mitad de un bosque de hayas y pinos. La maravilla forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco desde 1979.

Cómo llegar: Desde Zagreb o Split se llega fácilmente en coche en algo más de una hora.

5. Cataratas del Niágara

Un clásico: este conjunto de tres caídas de agua se encuentra en el río Niágara, que conecta el lago Erie con el lago Ontario, justo en la frontera entre Canadá y Estados Unidos. No son especialmente altas pero sí famosas por su anchura y espectacularidad. Se trata de las cataratas más poderosas en América del Norte y sin duda las más conocidas del mundo.

Cómo llegar: lo mas sencillo es volar a Toronto y desde allí viajar 120 kilómetros hacia el sur.

Escrito por Daniel Terrasa el 16 diciembre, 2015 | ningún comentario
Etiquetas: , , , , , , Viajes

Déjanos tu comentario