Viajes

La Tumba del Gran Houdini en Queens

image

Como de si un lugar de peregrinación s etratara, cientos de personas acuden cada semana a la tumba de Harry Houdini en el barrio de Queens, en Nueva York. Sobre todo la noche de Halloween, cuando el genio del escapismo pasó a mejor vida. Muchos esperan que un día el maestro encuentre la forma de escapar una vez más de la muerte y salir de su tumba.

La historia del final de Houdini es trágica y probablemente inmerecida. Todo fue a causa de una apuesta en el hotel Princess de Montreal, cuando un estudiante le desafió a ver cuántos golpes en el estómago era capaz de soportar. houdini aceptó y resistió la lluvia de puñetazos en su abdomen de acero con una sonrisa, como tantas veces había hecho ante su público.

Su último truco

image (1)Pero aunque ganó la apuesta, perdió mucho más: el rey del escapsismo cometió un error faltal: no adoptó la posición adecuada para que sus músculos estuvieran lo suficientemente tensos.

Horas después empezó a sentir fuertes dolores abdominales y fue llevado a un hospital: el apéndice de Houdini, que probablemente ya debía estar inflamado, se había infectado y estallado en el interior de su cuerpo. La peritonitis era irreversible y le provocó una dolorosa muerte. Era el 31 de octubre de 1926.

Miles de personas asistieron a su funeral en el Salón de Baile de Elk’s en West 43rd Street de Manhattan. Fue enterrado en Queens en el interior de unataúd de bronce que él mismo había hecho fabricar para usar en algunos de sus más famosos números de escapismo. Su lápida, siempre decorada con objetos mágicos de todo tipo, es uno de los lugares más visitados de este cementerio.

Hoy, observando su apacible lugar de descanaso eterno, uno no puede evitar pensar si es posible que el Gran Houdini nos lograra engañar a todos una vez más y que la tumba esté en realidad vacía. Un último truco para burlarse de todos.

Fotos – Alison Meier

Escrito por Daniel Terrasa el 24 febrero, 2014 | ningún comentario
Etiquetas: , , , , , , Viajes

Déjanos tu comentario