Viajes

La Playa de los Petroglifos en Alaska

A las afueras de la remota localidad de Wrangell, en Alaska, se encuentra una de las playas más peculiares y misteriosas del mundo: Petroglyph Beach, la playa de los petroglifos, donde se extienden grandes rocas con enigmáticas figuras talladas e incisiones que representan extraños símbolos geométricos.

Estos petroglifos tienen al menos 8.000 años de antigüedad, aunque sigue siendo una incógnita quiénes los hicieron y con que finalidad. Hay censados unos 40 y la mayoría de ellos solo son visibles cuando baja la marea. Desde el año 2000, esta playa tiene la consideración de Parque Histórico.

Los dibujos están practicados sobre rocas metamórficas de color gris oscuro de grano fino, un material moderadamente resistente y duradero, además de fácil de tallar, lo cual las hace más frágiles.

A pesar de su localización, en la lejana y fría Alaska (más cerca de la ciudad canadiense de Vancouver que la capital del estado, Anchorage), cada año se acercan a Petroglyph Beach numerosos turistas y curiosos, atraídos por estos llamativos dibujos y por el encanto de este rincón costero, hermoso y solitario. Muchos de ellos tienen la tentación de llevarse una de estas piedras como recuerdo a casa, algo que está estrictamente prohibido y severamente castigado por la ley.

De hecho no se permite ni siquiera tocar las piedras o caminar sobre ellas. Eso sí, existe un paseo marítimo donde se ha habilitado una terraza con vistas a la playa. También hay un puesto de recuerdos donde se venden réplicas de las famosas piedras.

Fotos -

Escrito por Daniel Terrasa el 9 enero, 2015 | ningún comentario
Etiquetas: , , , , , , Viajes

Déjanos tu comentario