• Reportajes, Viajes

    La playa con dunas de Ventspils

    Ventspils no es sólo la capital de las flores y las vacas letonas. En esta hermosa ciudad báltica podemos encontrar gran variedad de entretenimientos y de lugares de interés.

    Una inmensa playa se extiende por toda la costa, con una anchura de trescientos metros de blanca arena, y con una amplia extensión de dunas que llegan a alcanzar una altura de nueve metros.

    Es una playa de bandera azul, por lo que se encuentra en el top de las playas europeas. Podemos encontrar multitud de entretenimientos en la playa: pistas de voleibol, campos de fútbol playa, juegos para los niños, cafeterías y bares.

    La zona de playa con bandera azul tiene una longitud de mil doscientos metros, si bien toda la costa del mar báltico es una inmensa prolongación de arena sin apenas zonas rocosas.

    Junto a la zona azul tenemos una playa para surferos con todas las facilidades para conseguir la equipación necesaria, así como una inmensa playa nudista. Hay también un parque acuático al aire libre, bastante pequeño pero divertido para los más pequeños.

    Podemos caminar por el malecón para disfrutar de las vistas, de la vaca Seaman, y del faro. Cerca del mismo podemos encontrar una torre de diecinueve metros de altura a la que podemos subir y donde encontraremos un telescopio que cubre toda la playa.

    A continuación de la playa encontraremos un precioso parque cuidado al milímetro, con zonas de gimnasio al aire libre, un trenecito que lo recorre y un estanque.

    Una de las partes del mismo es conocida como el camino de las anclas, donde como su nombre sugiere encontramos una gran cantidad de anclas. La más grande de las mismas tiene un peso de 2,3 toneladas y seis metros de alto.

    Es un lugar muy popular para realizar picnics y cuenta con una zona expresamente preparada para ello con mesas y bancos.

    Cerca del parque de la playa está situado un museo al aire libre dedicado al sector pesquero letón y la vida en la costa: sus casas, molinos, barcos, lugares donde se realiza el proceso de ahumar el pescado, herramientas y costumbres.

    Cuando se celebran fiestas, durante el verano o el otoño, gran cantidad de gente se dirige a este museo donde se organizan conciertos y encontramos multitud de tenderetes con comida y artesanías típicas.

    Fotografías tomadas de The Crazy Travel.

    Escrito por Pablo Mandado el 28 octubre, 2011 | 1 comentario
    Etiquetas: , , , , , Reportajes, Viajes

    Canalviajes (@Canalviajes) (@Canalviajes) | 28 de octubre de 2011 | 11:23 am

    La playa con dunas de Ventspils http://t.co/mvSdKMXd

    Déjanos tu comentario