Viajes

La Pirámide de cristal del Louvre

Hoy estamos ya acostumbrados a verla ahí, todo un emblema del Museo del Louvre e incluso un icono de París. Sin embargo, cuando la Piramide de Cristal del Louvre fue instalada en el año 1989 recibió duras críticas y el rechazo generalizado de los parisinos, que con el tiempo han ido acostumbrándose a ella y han acabado amándola.

Compuesta por entero de vidrio y aluminio, la pirámide tiene una altura de 20 metros y un peso de 180 toneladas. Su autor, el artista estadounidense de origen chino Ieoh Ming Pei, dotó a su creación del mismo grado de inclinación que el de las famosas pirámides egipcias del Valle de Giza: 51º.

Museo-de-Louvre

¿Por qué la prámide de cristal del Louvre no tuvo una buena acogida? Mucha gente pensaba que era un auténtico sacrilegio montar aquella extraña obra futurista en frente de la bella y elegante fachada barroca del museo más importante del mundo. Hoy en cambio casi todo el mundo alaba la combinación arquitectónica de lo clásico y lo moderno, lo viejo y lo nuevo. Algo que en cierto modo es una acertada metáfora de París.

Después de las críticas le llegó el turno a la conspiración. Durante mucho tiempo se creyó que el número total de placas de vidrio de la pirámide era de 666, con todas las implicaciones esotéricas que lleva tal cifra. Incluso se cita este dato en la novela “El Código Da Vinci”. Pero eso es falso, en realidad hay 673 paneles y no existe ningún código secreto ni mensaje velado en su estructura.

La pirámide se sitúa frente a la entrada del Museo del Louvre, aunque no es la entrada en sí sino un majestuoso hall donde se encuentran puestos de información, tiendas y también las taquillas.

Fotos vía: Le Figaro

Escrito por Daniel Terrasa el 14 diciembre, 2015 | ningún comentario
Etiquetas: , , , , , , Viajes

Déjanos tu comentario