• Sin categoría

    La Petite France, los canales de Estrasburgo

    La ciudad de Estrasburgo, francesa pero con alma alemana, está llena de rincones encantadores y lugares interesantes. Uno de ellos es el barrio de  La Petite France, surcada de canales por los que corren las aguas del Rin. Un lugar ideal para un paseo romántico entre las fachadas de las casas tradicionales alsacianas, puentes de madera y balcones floridos.

    No hay nada de patriótico en el nombre de Petite France. Su origen se remonta a la época medieval tardía, cuando en la Grand Île, la isla sobre la que se levanta el barrio, se levantó un hospital para sifilíticos (Hospice des Vérolés), una enfermedad que los alemanes llamaban Franzosenkrankenheit, “el mal francés”.

    Hoy no queda rastro ya de tan terrible pasado. Al contrario, La Petite France, que forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco desde 1988, es uno de los barrios más visitados y elegantes de la ciudad, lleno de restaurantes con terrazas sobre el agua donde se sirve lo mejor de la fabulosa gastronomía alsaciana.

    Parte de este barrio fue destruido durante la II Guerra Mundial, por lo que hubo que afrontar una importante tarea de reconstrucción en la década de los 70, volviendo a levantar las casas derribadas respetando escrupulosamente los cánones arquitectónicos tradicionales. También se remodelaron muchas casas dañadas, hoy reconvertidas en encantadores hoteles, una excelente opción de alojamiento para una escapada a Estrasburgo.

    Hay que apuntar por último que aquellos tiempos de guerra han quedado lejos, afortunadamente, para la ciudad. Tan lejos que hoy Estrasburgo es la sede de importantes instituciones de la Europa unida que nació con el objetivo de dejar atrás para siempre las disputas entre las naciones del viejo continente.

    Foos vía: otstrasbourg.fr

    Escrito por Daniel Terrasa el 11 noviembre, 2012 | ningún comentario
    , Sin categoría

    Déjanos tu comentario