Viajes

La Mutta, el Stonehenge de Suiza

En el cantón suizo de los Grisones, cerca de la localidad de Falera, hay un lugar místico que esconde un legendario pasado: Parc La Mutta, conocido también como “el Stonehenge de Suiza”. Sus impresionantes 30 megalitos geométricamente dispuestos han sido objeto de adoración y fascinación desde hace más de 3.500 años.

Falera es un pequeño pueblo de apenas 600 habitantes al pie de los Alpes, a unos 1.250 metros sobre el nivel del mar. Aquí la gente habla romanche, elabora queso de forma artesanal y come carne seca en salazón. Es la Suiza más profunda y genuina, llena de tradiciones. El paisaje es además el clásico del país: cumbres nevadas y verdes prados donde pastan las vacas… Y entre ellas sobresalen unas curiosas piedras gigantes, más antiguas que cualquiera de las casas del pueblo.

A diferencia del Stonehenge de Inglaterra, el flujo de visitantes que recibe Parc La Mutta es muy modesto. Sin embargo, el yacimiento arqueológico hallado en esta pequeña colina (mutta, en romanche) es igualmente un lugar ritual en el que los dioses y los antiguos druidas celtas se encontraban y donde se cree que se rendía culto al sol. Las piedras de La Mutta no fueron colocadas al azar. Aquí encontramos más de 30 menhires de hasta tres metros de altura, varias “piedras de sacrificio” y otras piedras de menor tamaño que forman filas y triángulos. Esta disposición actuaba como un calendario astronómico muy útil para determinar las épocas de siempra y cosecha.

El yacimiento, aunqu econocido desde muchos siglos atrás, fue estudiado y catalogado por primera vez en 1935. Las excavaciones descubrieron espectaculares hallazgos como un disco de bronce que serví apara calcular la distancia entre Venus y la Tierra en cada momento del año. ¿Era el planeta Venus lo que adoraban los antiguos habitantes de La Mutta?

El antiguo culto pagano fue sustituido por el cristianismo en la época medieval. Ahora se levanta allí la Remigiuskirche, una iglesia que curiosamente parece combinar a la perfección con el paisaje lítico prehistórico que la rodea. Una imagen armoniosa en un lugar donde la magia aún parece flotar en el ambiente.

Fotos vía: Der Spiegel

 

Escrito por Daniel Terrasa el 26 enero, 2016 | ningún comentario
Etiquetas: , , , , , Viajes

Déjanos tu comentario