• Viajes

    La Mezquita Azul de Estambul

    Desde la periferia se distinguen a lo lejos los altísimos seis minaretes que flanquean la Mezquita Azul, un fascinante edificio, para muchos el más bello y evocador de Estambul. Siete años tardó en ser construido, a principios del siglo XVII cuando el Imperio Otomano vivía su época de mayor esplendor bajo el reinado de Ahmet I.

    Es fácil adivinar el porqué de su nombre cuando, al acercarnos, vemos como la luz del sol hace brillar los mosaicos y la cubierta de las cúpulas, que va del azul al verde oscuro. Su importancia no solo en Turquía sino también en el resto del mundo musulmán se refleja en la existencia de los mencionados seis minaretes. Es la única mezquita de todo el país que los posee, lo cual es señal de su rango. Curiosamente en aquellos años la construcción de estas seis torres levantó ampollas entre los fieles, que acusaron al sultán de irreverente por construir una mezquita con el mismo número de alminares que la de la Kaaba en La Meca. Hubo que levantar un séptimo minarete en el templo árabe, pagado por el propio sultán, en para zanjar la polémica y calmar los ánimos.

    Volvemos a la Mezquita Azul. El exterior nos impresiona, pero las sensaciones que nos aguardan en el interior son indescriptibles. Tres grandes portales dan acceso al patio central, al aire libre, que sirve también para regular la entrada de los fieles. En el centro se ubica el sardivan, una fuente hexagonal de piedra gris destinada a las abluciones. El agua aquí tiene un enorme valor ritual y simbólico. Desde abajo, los minaretes parecen todavía más grandes y sus agujas cónicas parecen estar pinchando las nubes.

    Nos adentramos en la Sala de las Plegarias, completamente cubierta de alfombras. El juego de las cúpulas y la luz exterior que se filtra a través de los 26 ventanales alineados en cinco niveles confieren a este lugar una atmósfera mística y estremecedora. Miles de azulejos de Izmir pintados a mano decoran los muros con símbolos abstractos.

    Es fácil sentirse pequeño e insignificante en el interior de este magnífico templo. Los gruesos pilares y la poderosa cúpula, a 43 metros de altura, no solo intentan ensalzar la gloria de Alá, sino que conforman a la vez un hito arquitectónico donde se dan la mano la geometría, la armonía y la acústica.

    Mezquita Azul de Estambul – Información práctica:

    • Localización: Meydani, 21. Sultanahmet. En frente de la Iglesia de Santa Sofía
    • Horario de visita: de 9:00 a 18:00 horas, aunque las visitas están prohibidas durante los momentos de oración.
    • Precio: la entrada es gratuita pero se puede hacer una pequeña donación a la salida.
    • Recomendaciones: como marca la tradición musulmana, hay que entrar descalzos y llevar una vestimenta respetuosa (pantalón largo y hombros cubiertos)

    Foto vía: viajejet.com

    Escrito por Daniel Terrasa el 23 agosto, 2011 | 1 comentario
    Etiquetas: , , , , , Viajes

    OLGA | 11 de octubre de 2016 | 1:23 am

    hermosas imágines, que cuesta el viaje???