• Reportajes

    La Madrugá de Sevilla

    Aunque la Semana Santa se vive intensamente en muchos lugares de España, ninguno iguala a la de Sevilla. Entre todos los sobrecogedores momentos que se suceden en estas fechas tal vez el más espectacular sea el de La Madrugá, la procesión de la madrugada del Viernes Santo que se inicia poco después de la medianoche.

    La Madrugá es un ritual que trasciende lo meramente religioso y es capaz de poner los pelos de punta a cualquiera que tenga el privilegio de poder vivirla. El orden de paso de las cofradías se produce en relación con su antigüedad: primero pasa la Hermandad del Silencio y tras ella, una tras otra, todas las hermandades, guardando un respetuoso silencio que solo se rompe por la música de  las bandas musicales y sus saetas o los gritos de los fieles al paso de la Virgen.

    Cientos de miles de sevillanos y turistas abarrotan las calles en un ambiente difícil de describir. Cada hermandad expresa su devoción de diferente manera, unas con austeridad y recogimiento, otras con más color y ruido, como las de la Esperanza de Triana y Macarena. Diferentes modos de vivir un sentimiento común.

    La procesión discurre por un trazado urbano determinado llamado la Carrera Oficial, que pasa por algunas de las calles más emblemáticas de la capital andaluza. Mientras la gente se amontona en las aceras y las esquinas, los más afortunados (y en general la jet set sevillana) observa la procesión desde los palcos y los balcones. Una vez en la Catedral, ya bien entrada la madrugada, las hermandades regresan a las sedes de sus cofradías después de una noche llena de emoción.

    Como hemos dicho, es una tarea imposible describir La Madrugá con palabras, solo se puede sentir y entender presenciándola en vivo. El video de arriba, correspondiente a la Semana Santa de 2009, solo puede servirnos para hacernos una pequeña idea de lo que en realidad es.

    Fotos via: cadenaser.com

    Escrito por Daniel Terrasa el 6 marzo, 2012 | ningún comentario
    Etiquetas: , , , , , Reportajes

    Déjanos tu comentario