• Curiosidades, Viajes

    La iglesia sumergida de Potosí, Venezuela

    underwaterchurch0297074

    Las imágenes que acompañan el post de hoy ya no existen, pero es lo que veían los pescadores y los turistas que navegaron sobre las aguas del Embalse de Uribante, en Táchira (Venezuela) entre 1985 y 2008. Un espectáculo inusual y misterioso: una cruz solitaria que emergía como única parte visible de una vieja iglesia sumergida.

    No es un milagro, pero sucedió: hace unos cinco años la cruz pareció estirarse y crecer, como si quisiera elevarse y subir a los cielos. En realidad la cruz no se movía, era el nivel de las aguas del embalse que empezaba a descender, y solo unos años después quedó al descubierto lo que este lago ocultaba en su interior: una impresionante iglesia de estilo gótico del siglo XVII.

    submerged-church-reappears-drought_13479_600x450-580x396Este templo perteneció a la cercana ciudad de Potosí (no confundir con la Potosí boliviana que ha pasado a convertirse en un sinónimo de riqueza y abundancia en el idioma español), una pequeña localidad que en 1985 desapareció del mapa y fue inundada en nombre del progreso.

    Fue la consecuencia de la construcción de una serie de represas en un río con el fin de generar energía hidroeléctrica.

    Todos los habitantes de Potosí fueron evacuados y reubicados en otras poblaciones. Toda su vida desapareció bajo el agua. Solo la cruz del campanario de la iglesia permaneció visible para recordarles su hogar perdido.

    ¿Por qué la vieja iglesia vuelve a estar visible? Hay que agradecérselo a las graves sequías y a la enorme escasez de agua en los últimos años en buena parte de Venezuela. Las autoridades decidieron poco a poco ir utilizando este agua para regar los campos. La iglesia vuelve a ser visible, pero los estragos de la erosión han dejado sus huellas en a fachada, el campanario y en general toda la estructura.

    Durante años, aquella cruz que asomaba por encima del agua fue el símbolo de un pueblo arrasado; ahora, la iglesia revelada y envejecida ofrece una cruda metáfora del paso del tiempo y el olvido. Tempus fugit.

    Fotos vía: lanacion.com.ve

    Escrito por Daniel Terrasa el 18 septiembre, 2013 | ningún comentario
    Etiquetas: , , , , Curiosidades, Viajes

    Déjanos tu comentario