• Sin categoría

    La Fontana di Trevi: más monedas que nunca

    Uno de los países europeos donde la crisis económica golpea con más crudeza es Italia. Sin embargo, hay algunos negocios que no solo resisten, sino que funcionan mejor que antes. Uno de ellos es la Fontana di Trevi, una verdadera “fuente” de ingresos para el estado italiano que cada año recauda más. Y es que ritual de lanzar la moneda a la fuente más famosa del mundo para asegurarse el regreso a Roma en el futuro es más fuerte que la crisis.

    Cada noche los operarios del ayuntamiento, escoltados por la policía, vacían la fuente de monedas que cargan en sacos. Una estampa poco habitual de la Ciudad Eterna. Esa recaudación irá a parar a Cáritas y se destinará a obras sociales.

    Han sido precisamente fuentes de Cáritas las que han revelado que este año 2012, en la cima de la crisis mundial, se están registrando en la Fontana di Trevi las recaudaciones más abultadas de la historia.

    Ciudado porque las cifras son sorprendentes: en 2011 se recogieron en la fuente monedas por valor de 951.000 € y en los seis primeros meses de 2012, es decir, sin contabilizar aun los meses de mayor afluencia de turistas a la capital italiana, la cifra se va ya a los 540.000 €.

    El hecho de que, además de euros, caigan a la fuente otras monedas extranjeras que hay que cambiar después en el banco complica el cálculo mensual, pero las cifras globales no dejan lugar a dudas.

    Hay que señalar también que en los últimos los carabinieri han redoblado su vigilancia sobre la fuente, evitando los habituales robos de personas que de madrugada se daban un chapuzón en la fuente (algo por cierto estrictamente prohibido) emulando a los personajes de la película La Dolce Vita aunque con intenciones bien distintas: llenarse los bolsillos de monedas.

    La vigilancia y el endurecimiento de las penas a los ladrones han reducido el número de robos, permitiendo este año a la Fontana di Trevi batir su récord recaudatorio.

    Fotos vía: repubblica.it

    Escrito por Daniel Terrasa el 25 julio, 2012 | ningún comentario
    , Sin categoría

    Déjanos tu comentario