• Noticias

    La espectacular obra para reflotar el Costa Concordia

    costa-concordia

    El 12 de enero de 2012, cuando bordeaba las costas de la Isla del Giglio, el crucero Costa Concordia sufrió un trágico accidente que costó la vida a 34 personas. El barco se salió de la ruta planificada, por orden de su capitán Francesco Schettino, y chocó contra un arrecife, provocando la inundación de la sala de máquinas. El capitán ordenó entonces un cambio de rumbo para volver a la ruta original, pero no avisó a las autoridades del accidente, aunque el barco ya había empezado a hundirse. La irresponsabilidad del capitán, que sigue esperando condena, provocó el caos a bordo y la consecuente muerte de varios pasajeros. Desde el accidente, el Costa Concordia se encontraba encallado en la costa. En marzo se procedió al vaciado de los tanques de aceite y combustible para prevenir la contaminación, una operación que concluyó con éxito y que supuso el primer paso para reflotar el barco. Durante más de medio año, el Costa Concordia ha formado parte del paisaje de la zona, pero el pasado lunes arrancó una operación de ingeniería para enderezarlo y retirarlo del mar.

    ¿Cómo se retira un barco de 114.000 toneladas, 300 metros de largo y 17 pisos de alto? Sólo con la ayuda de 500 personas, que son las que trabajaron en una operación de urgencia. Y es que, como indicó el jefe del proyecto, Nick Sloane, el barco no habría aguantado otro invierno más y posiblemente se habría partido en dos.

    Para reflotarlo, los ingenieros colocaron una sala de operaciones flotante cerca del Costa Concordia. Debajo, buzos en ingenieros se habían coordinado para la construcción de una plataforma artificial hecha con sacos de cemento que soportara el peso del barco. Además, debía servir para estabilizarlo una vez estuviera en posición vertical. Para ello, para colocarlo en su posición “normal”, se utilizaron 56 cadenas gigantes, de 25 toneladas cada una, que elevaron el casco a una velocidad absurda desde uno de los laterales, una técnica que se conoce como parbuckling. A medida que las cadenas elevaron el casco del barco, contenedores de tamaño colosal que estabn llenos de agua servían de contrapeso para que se enderezara. Cuando se completó el proceso, los tanques laterales se vaciaron para reflotar el barco.

    La BBC grabó esta operación de rescate, que duró más de 20 horas, y la ha convertido en un timelapse de un minuto de duración. La palabra espectacular se queda muy corta para describir la maniobra…

    Escrito por David Martinez el 18 septiembre, 2013 | ningún comentario
    Etiquetas: , , , Noticias

    Déjanos tu comentario