• Curiosidades, Viajes

    La Cúpula del Cactus en mitad del Pacífico

    marshall islands nuclear fallout12

    Todo el planeta está lleno de huellas y heridas de pruebas nucleares infligidas por las grandes potencias. Los lugares favoritos para cometer estos actos bárbaros solían ser vastas extensiones desérticas o poco habitadas, como la inmensidad azul del Océano Pacífico. Allí, entre 1946 y 1962, en las Islas Marshall,  Estados Unidos ejecutó 105 pruebas nucleares en la atmósfera cuyos restos trató de ocultar después bajo una faraónica cúpula de hormigón llamada Cactus Dome (la Cúpula del Cactus).

    A finales de los 70, alarmados por los efectos en la salud de las poblaciones de estas islas y otros lugares cercanos y por la reacción negativa de la opinión pública, las autoridades militares estadounidenses decidieron limpiar la zona de escombros radiactivos y excavar una gigantesca fosa de 111.000 metros cúbicos en un atolón de las islas Bikini llamado isla Runit.

    874a34835f85cbafdf4841671be63c5ePara construir este cementerio nuclear aprovecharon el agujero de 350 metros de profundidad que años antes había perforado allí un artefacto nuclear de 18 kilotones cuyo nombre en clave era Cactus. Así, se mataban dos pájaros de un tiro. Eso sí, la broma le costó a Estados Unidos cerca de 250 millones de dólares.

    El resultado es una cúpula de 100.000 metros cuadrados que consta de 358 gigantescos paneles de hormigón colocados uno sobre otro.

    A pesar de las señales de advertencia a los visitantes, muchos turistas contratan excursiones para visitar Runit y caminar sobre la Cúpula del Cactus. Si estás de viaje por las Islas Marshall y te atreves a hacer esta excursión, además del bañador y el protector solar no olvides meter en la mochila un contador Geiger.

    Fotos vía: bangstyle.com

    Déjanos tu comentario