• Sin categoría

    La cuna del Agua de Colonia

    2799102589_536f56ea64

    Parece mentira pero mucha gente ignora que el lugar de origen del agua de colonia es la ciudad alemana de Colonia (en alemán Köln), a orillas del Rin. Tan famoso se hizo este invento en el siglo XVIII para disimular los malos olores corporales entre las gentes pudientes que acabó dando fama internacional a la ciudad.

    Hoy se producen perfumes y colonias en todo el mundo pero la única y genuina Eau de Cologne se encuentra aquí. Incluso cuenta con su propio museo, el Duftmuseum im Farina-Haus) es un museo de Alemania que se encuentra en la Casa Farina, frente al ayuntamiento de la ciudad al lado del Museo Wallraf-Richartz, precisamente donde antiguamente se fabricaba.

    El exitoso invento de Farina

    DSCF7022La factoría sigue estando en el mismo viejo edificio de la Obenmarspfortenstrasse, donde empezó a producirse desde el año 1723, lo que la convierte en la fábrica de perfume más antigua del mundo en servicio.

    En él, los visitantes pueden conocer de cerca los métodos de producción del agua de Colonia desde sus comienzos así como algunos de los utensilios utilizados por Gian Maria Farina, el artesano italiano que inventó la fórmula, para intensificar la fabricación de perfume, como los aparatos para la destilación.

    La visita está llena de curiosidades. No faltan los ejemplos falsificaciones y plagios que se realizaron durante años para intentar emular el éxito del Eau de Cologne, en la época donde aun no existían las patentes. Llegaron a copiar incluso el diseño azul y dorado de sus botellas de cristal.

    Si viajas a Colonia, además de recorrer el centro, fotografiar el impresionante Dom y tomarte una o varias cervezas kölsch, no puedes dejar de comprar un frasquito de agua de colonia, la original, la única, como recuerdo que llevarte a casa o para regalar a alguien. Si se trata de comprar un perfume con historia, este es el lugar adecuado.

    Fotos vía: stern.de

    Escrito por Daniel Terrasa el 13 octubre, 2013 | ningún comentario
    , Sin categoría

    Déjanos tu comentario