• Viajes

    La Catedral de Sal en Zipaquirá, en Colombia

    zipaquira-cathedral-4[2]

    Un templo católico excavado en las entrañas de una mina de sal a 200 metros de profundidad… No parece el lugar más adecuado para atraer a los fieles a la oración, aunque sí para despertar la curiosidad de los turistas. La Catedral de Sal de Zipaquirá, en Cundinamarca, Colombia, es un destino turístico de primer orden y lugar de peregrinación para muchos creyentes.

    No se trata del único lugar subterráneo convertido en atracción con la sal como protagonista que existe en el país (ver La espectacular Mina de Sal de Nemocón en Colombia) pero sí el único que conjuga la vertiente turística con la religiosa.

    zipaquira-cathedral-9[9]

    Años antes de que la iglesia fue construida, allá por el año 1932, los mineros que trabajan en la mina de sal habían tallado un santuario en la roca, un lugar desde el cual elevar una oración diaria para pedir protección a los santos antes de comenzar el duro y peligroso trabajo de la extracción de la sal.

    En 1950 estos mismos mineros iniciaron la construcción de un proyecto más grande: la Catedral de Sal, que fue inaugurado finalmente el 15 de agosto de 1954 y dedicada a Nuestra Señora del Rosario, patrona de los mineros. La catedral, imitando a los templos de la superficie, cuenta con tres naves y una cruz monumental, iluminado en su base hacia arriba, proyectando una gran sombra en forma de cruz en el techo.

    zipaquira-cathedral-13[5]

    Pero debido a su peculiar emplazamiento (la mina sigue activa y el trabajo en ella continúa) esta curiosa catedral sufre problemas estructurales y de seguridad que llevaron a las autoridades a clausurar el santuario en 1990. Los indómitos y devotos mineros se lanzaron a la construcción de un nuevo templo esta vez a mayor profundidad, aprovechando una serie de cavidades subterráneas naturales.

    La dramática iluminación del interior, lo secos y sonidos que retumban en las paredes y la magnitud de sus proporciones hacen de la Catedral de Sal de Zipaquirá un lugar completamente abrumador.

    Fotos vía: famouswonders.com

    Escrito por Daniel Terrasa el 5 abril, 2013 | 2 comentarios
    Etiquetas: , , , , , Viajes

    La mina de sal de Wieliczka, en Polonia | 2 de mayo de 2013 | 12:26 pm

    [...] más de 300 km de longitud en varios niveles. Como vimos en el caso de otra mina colombiana (ver La Catedral de Sal de Zipaquirá, en Colombia), también aquí los mineros que trabajan bajo tierra cultivaron la tradición de tallar esculturas [...]

    kate | 30 de agosto de 2013 | 2:43 am

    quisiera saber que problematica se presentan en estos momentos en la catedral, aun tiene problemas estructurales y de seguridad? que trabajos estan realizando por la conservación de este lugar?
    de ante mano muchisimas gracias, esto me servira para un trabajo que estoy realizando que tiene como tema principal la catedral de sal

    Déjanos tu comentario