Viajes

La Calzada del Gigante en Irlanda del Norte

Durante siglos todos los viajeros que han pisado las costas de Irlanda del Norte se han maravillado con la majestuosidad y el misterio de la Calzada del Gigante (Giant’s Causeway). Estas formaciones rocosas únicas con millones de años de antigüedad no solo son una muralla natural contra las feroces olas del Atlántico sino también el escenario de una interesante leyenda.

La leyenda de los dos gigantes

Porque el viejo mito céltico habla de un gigante que vivía en Irlanda y un día decidió construir un camino de piedras hasta Escocia para ir a luchar con el otro gigante que habitaba esas tierras. Cuando llegó, el gigante escocés vio que su rival era más fuerte que él y, aterrorizado, se escondió en una cuna (también enorme) para hacerse pasar por un bebé.

La jugada le salió mejor de lo que esperaba pues el irlandés se asomó la cuna y al ver el tamaño del bebé pensó lo grande y fuerte que debía ser su padre. El miedo cambió entonces de bando y el gigante huyó a Irlanda destruyendo tras de sí la calzada, a fin de que nadie pudiera perseguirle. Lo que hoy vemos serían sus restos.

Por supuesto el origen de estos extraños pilares hexagonales es explicable desde la geología, fruto de las fuerzas desatadas de la naturaleza. Todo se explica de forma muy sencilla e ilustrada en el centro de visitantes donde se hallan también las oficinas de información turística, la de cambio de divisas, un servicio de reserva de alojamiento y la inevitable tienda de recuerdos.

Cada año más de medio millón de turistas visitan la Calzada de los Gigantes, una maravilla natural a la que se accede fácilmente desde Belfast. Hay que conducir unos 60 km hasta la localidad de Coleraine y desde allí solo seguir las indicaciones de Causeway Road.

Fotos vía: giantscausewayofficialguide.com

Escrito por Daniel Terrasa el 29 octubre, 2014 | ningún comentario
Etiquetas: , , , , Viajes

Déjanos tu comentario