Viajes

La autopista Transamazónica: ¿Progreso o desastre ecológico?

En la pregunta que plantea el título de este post tal vez las dos respuestas sean correctas. La Autopista Transamazónica, una carretera de 5.000 kilómetros que atraviesa el corazón de la selva amazónica, desde la ciudad costera de João Pessoa en Brasil hasta la frontera con Perú es un proyecto ambicioso destinado a comunicar los extremos del continente y mejorar el comercio y el turismo. Por desgracia, las consecuencias medioambientales han sido catastróficas.

La Rodovia Transamazônica BR-230, pues ese es su nombre oficial en portugués, fue concebida en los años 70, durante la dictadura militar del general Medici, con la idea de dinamizar el noroeste del país, la zona más inaccesible y pobre.

De este modo se decidió trazar una ruta que se abriera paso a través de la selva tropical y facilitar el asentamiento de millones de personas en estas regiones con la reconversión de grandes áreas de selva en tierras agrícolas. En ese momento la preocupación por la preservación del frágil equilibrio ecológico de la selva amazónica fue prácticamente nulo.

Al final resultó que, el suelo de la cuenca del Amazonas, compuesto principalmente de sedimentos, era demasiado inestable y estaba  sujeto a inundaciones durante la época de lluvias. Así, con la carretera inutilizable durante seis meses al año, las esperanzas de desarrollo se diluyeron. Pero el fracaso económico y social no fueron nada en comparación a los daños medioambientales.

La deforestación de la Amazonia, iniciada con la construcción de esta carretera, ha continuado hasta la fecha. A excepción de algunos tramos aislados, la carretera tiene muy poco tráfico en la actualidad y solo un pequeño tramo de la misma está asfaltado. Además, de noviembre a abril, gran parte de su recorrido es intransitable.

Fotos vía: Hans Silvester, BBC

Escrito por Daniel Terrasa el 27 noviembre, 2014 | ningún comentario
Etiquetas: , , , , Viajes

Déjanos tu comentario