• Curiosidades

    Kolmanskop, la ciudad devorada por el desierto

    Kolmanskop, o Kolmannskuppe, es una pequqña ciudad minera fundada en 1908 por colonos alemanes en Namibia. Durante años creció al calor de la fiebre de los diamantes y mantuvo un fuerte contacto con el vecino puerto de Lüderitz. La historia acabó oficialmente en 1954, cuando la mina se agotó y fue clausurada. Entonces la ciudad inició su declive y, mientras tanto, el desierto de Namibia se ponía manos a la obra en su tarea de engullirla y sepultarla bajo la arena.

    La prosperidad de Kolmanskop empezó con el hallazgo de una curiosa piedra brillante por parte de un trabajador ferroviario llamado Zacarías Lewala. Cuando se confirmó que se trataba de un diamante la noticia corrió como la pólvora, desatando sucesivas oleadas de colonos y buscadores de fortuna llegados de toda Europa a este apartado rincón africano.

    En su mejor momento, Kolmasnkop contaba con 1.200 habitantes, todos ellos viviendo en  grandes y elegantes casas construidas al estilo alemán. También había un hospital, un casino, una pequeña central eléctrica, una escuela, un teatro y una sala de deportes, además de una concurrida estación de tren que conectaba con la localidad de Lüderitz, el puerto desde donde zarpaban y atracaban los barcos de Europa.

    El esplendor de aquellos años apenas se puede percibir hoy en las ruinas polvorientas de la ciudad, semienterradas en la arena. Pero el interés turístico por esta ciudad fantasma está más vivo que nunca, sobre todo desde que, en la década de los 80, la compañía minera De Beers restaurara varios de los edificios y levantar un interesante museo donde se explica el auge y caída de Kolmanskop, la locura de la fiebre de los diamantes y el incansable trabajo del desierto, empeñado en sepultar este pintoresco lugar.

    Fotos vía: taringa.net

    Escrito por Daniel Terrasa el 13 septiembre, 2012 | 1 comentario
    Etiquetas: , , , , Curiosidades

    La Duna 45 del desierto de Namibia | 22 de septiembre de 2014 | 11:32 am

    […] Kolmanskop, la ciudad devorada por el desierto […]

    Déjanos tu comentario