• Viajes

    Isla de las Palomas, donde el Atlántico y el Mediterráneo se encuentran

    Aunque en tiempos pasados fue una isla, hoy ya no lo es: un espigón construido en 1808 conecta la Isla de las Palomas, al sur de la Punta de Tarifa (el punto más meridional de la península ibérica y de la Europa continental) con el resto del continente. Sin embargo, conserva la denominación de isla. Sin duda, uno de los rincones más desconocidos y fascinantes de la costa andaluza.

    Que sea desconocido se debe en gran parte a que, al tratarse de una zona militar y al mismo tiempo estar incluida dentro de los límites del Parque Nacional del Estrecho de Gibraltar, sólo se puede llegar a la Isla de las Palomas con una visita guiada y un permiso especial. La carretera que discurre sobre el espigón, que separa las aguas del Atlántico y el Mediterráneo, suele estar cerrada al tráfico casi todo el año.

    Sin embargo, no es imposible visitar la isla de las Palomas, sólo hace falta un poco de paciencia y cumplir con los trámites burocráticos. De este modo, podemos unirnos a alguna de las excursiones de tres horas de duración que se organizan contadas veces al año. La aventura empieza y termina en el Castillo de Guzmán el Bueno, en Tarifa.

    La visita consiste en un un recorrido guiado para todos los públicos con el que descubrir las antiguas construcciones como la dársena, el aljibe árabe, la antigua torre almenara, los almacenes de artillería, el cuartel de infantería o la necrópolis.

    A destacar la visita al Faro de Tarifa, del siglo XVIII, que se levanta a 48 metros sobre el nivel del mar en el extremo sur de la pequeña isla. Desde allí se puede contemplar la costa africana, tan cercana que parece que bastaría conestirar el brazo para tocarla.

    Fotos vía: Vuelta Ibérica de los Faros

    Escrito por Daniel Terrasa el 30 agosto, 2017 | ningún comentario
    Etiquetas: , , , , , , Viajes

    Déjanos tu comentario