• Viajes

    Isla de Buda, guardiana del Delta del Ebro


    En la provincia de Tarragona, justo donde el río Ebro se encuentra con el Mediterráneo la naturaleza esconde uno de sus más preciados tesoros: el Delta del Ebro, un parque natural en el que se integra  la isla de Buda (en catalán Illa de Buda), una isla con dos almas: la marina  y la fluvial, con 1000 hectáreas y unos 5 km de longitud. A pesar de su nombre no tiene nada que ver con el budismo, aunque es posible pasar cierto tiempo en este fantástico rincón podría llevarnos al Nirvana.

    Buda es la isla más grande de Cataluña y la 15ª más grande de España. Se formó hace milenos por los sedimentos que deposita el Ebro justo antes de su desembocadura. Con forma triangular, dos de sus lados son abrazados por el río mientras que el tercero da directamente al mar. Allí es donde se encuentra la preciosa y muy arenosa Playa de Buda.

    La isla es completamente llana y gran parte de su superficie está ocupada por dos grandes lagunas: el Calaix Gran o de Dalt y el Calaix de Mar o de Baix, donde habitan numerosas especies de aves. Para observarlas o para disfrutar de su playa y sus maravillas se necesita una autorización expresa de las autoridades del Parque Natural del Delta del Ebro.

    En la actualidad unas cuantas familias habitan dentro de los límites de la isla de Buda, todas ellas dedicadas al cultivo del arroz. En sus mejores tiempos la isla llegó a contra con cerca de 200 habitantes.

    Otra de las curiosidades de este peculiar enclave es el llamado Faro de Buda, construido en Inglaterra en el año 1864. El faro original fue destruido por una tormenta en 1961 pero en el lugar donde una vez se levantó hay hoy una preciosa réplica en miniatura, cinco veces más pequeña que el genuino faro.

    Fotos vía: turismonaturaldebuda.com

    Escrito por Daniel Terrasa el 28 julio, 2017 | ningún comentario
    Etiquetas: , , , , , , Viajes

    Déjanos tu comentario