• Sin categoría

    Isla de Aogashima: vivir en el cráter de un volcán

    aogashima

    A 200 millas al sur de Tokyo, en el Mar de Filipinas, hay unas doscientas personas que se ríen de las predicciones mayas y de esa supuesta amenaza del fin del mundo. Ellos, sus familias, sus casas, sus pertenencias, su única escuela y su única oficina de correos, se asientan bajo constante amenaza… aunque sería más correcto decir sobre constante amenaza. Viven en la isla de Aogashima, que forma parte del archipiélago Izu y que se conoce popularmente como el volcán dentro del volcán. Se trata de una caldera volcánica que se sitúa en el centro de una isla volcánica, o sea, dentro una caldera todavía más grande. ¿Alguien se anima a visitarla?

    En la lista de lugares exóticos a los que viajar, pocos destinos son tan especiales como la isla de Aogashima. Vista desde el aire, es posible que te recuerde a una rosquilla de tamaño sideral, pero tras su atractiva apariencia se esconde una realidad muy distinta. Aogashima es una isla volcánica que tiene en su interior otro volcán, es decir, dentro de ese cráter enorme se esconde otro más pequeño, lo que la convierte en una isla prohibida para los que no contraten seguros medicos para viajar. No es de extrañar, pues, que en Aogashima sólo vivan 205 personas, según datos oficiales del año 2005.

    Toda la población de Aogashima se concentra en una pequeña parte de la isla, que es donde se puede encontrar la tienda, la escuela o el helipuerto. No, en sus escasos 8 kilómetros cuadrados de superficie no cabe un aeropuerto… al menos, uno que pueda evitar el cráter que se erige en medio de la isla. Es por eso que recomendamos, si tienes pensado visitarla, que lo hagas contratando seguros de equipaje. Por eso, y por el pequeño detalle de que el volcán sigue activo. La última erupción se produjo hace más de 200 años, en 1785, y murieron 140 personas… lo que, en caso de producirse hoy, dejaría la población de Aogashima en unas 75 personas. Si asumes el riesgo, podrás disfrutar de sus saunas geotermales y de los espectaculares paisajes naturales que crea su volcán… dentro del volcán. Si no tienes tantas agallas, siempre puedes disfrutar de esta estupenda panorámica tomada desde la parte más alta de la isla.

    Escrito por David Martinez el 20 diciembre, 2012 | 1 comentario
    , Sin categoría

    Daniel Terrasa | 20 de diciembre de 2012 | 7:21 pm

    Impresionante.

    Déjanos tu comentario