• Curiosidades, Viajes

    Ise Jingu, el santuario japonés que se derriba y se reconstruye cada 20 años

    Ise Jingu es el santuario sintoísta más importante del país del sol naciente. No en vano se ubica en la prefectura de Mie, unos 500 km al sur de Tokyo, en una tierra considerada como la más sagrada de Japón. Se trata de un gran complejo donde se levantan templos y santuarios, aunque son dos los que concitan mayor fama y prestigio: Naiku y Geku.

    Naiku, el santuario interior, data del siglo III y en él se conserva el Espejo Sagrado del Emperador; Geku, el santuario exterior es en cierto modo una especie de lugar de paso hacia el santuario principal. Pero no es esta la característica más peculiar de estos edificios. Lo realmente curioso es que ambos santuarios, Naiku y Geku, así como el puente de Uji, son derribados y reconstruidos cada veinte años.

     

    Esta práctica obedece a una antigua tradición con casi trece siglos de historia, la cual forma parte de la cosmovisión del Sintoísmo, la necesidad de la muerte para la renovación de la naturaleza y la condición efímera de todas las cosas. por otra parte,es una forma muy eficaz de transmitir las antiguas técnicas constructivas de una generación a otra.

    Por desgracia para los turistas, no está permitido acceder a los santuarios, hay que conformarse con una visión exterior. La última reconstrucción de los templos de Ise Jingu tuvo lugar en el año 2013, fue la 62ª vez que se llevaba a cabo la operación. La próxima está programada para 2033.

    Los días previos a la reconstrucción de los santuarios, se celebran una serie de festivales en la isla: en el Festival de Okihiki, los vecinos de las ciudades y pueblos aledaños arrastran enormes troncos de madera talados en el bosque sagrado que rodea los dos santuarios y que se usarán en la construcción de los nuevos edificios.

    Fotos vía: japantravel.com

    Escrito por Daniel Terrasa el 8 noviembre, 2017 | ningún comentario
    Etiquetas: , , , Curiosidades, Viajes

    Déjanos tu comentario