Viajes

IJsseloog, el “ojo” del río IJssel

IJsseloog, o el “Ojo de IJssel”, es un enorme pozo circular que se encuentra en mitad del lago Ketelmeer, en la desembocadura del río IJssel, Holanda. Se trata de un impresionante pozo está a un kilómetro de ancho y 45 metros de profundidad que funciona como tanque de almacenamiento de sedimentos contaminados. No es el mejor lugar para darse un chapuzón,anque sí ofrece al viajero que recorre la provincia de Flevoland algunas imágenes espectaculares.

Los vertidos tóxicos de las industrias y fábricas situadas a lo largo del curso de los ríos Rin e Ijssel durante décadas hicieron de este punto uno de los más contaminados de la hidrografía europea. Cuando los niveles alcanzaron cotas alarmantes el gobierno de Holanda decidió crear esta estructura.

En 1994 se inició el lento y costoso proceso de eliminar los sedimentos contaminados del lecho del lago. Con le extracción de los lodos se aprovechó para aumentar la profundidad del canal que conecta el lago con la desembocadura del río, mejorando además el acceso al río para la navegación. El cieno tóxico, que contenía sustancias tales como cadmio, níquel, plomo, arsénico y mercurio, quedaron sepultados en una enorme fosa que sería llamada IJsseloog.

La fosa circular fue construida entre 1996 y 1999. Tiene capacidad para albergar a 20 millones de metros cúbicos de lodo. El pozo está rodeado por un terraplén dediez metros de alto y para evitar las fugas, el suelo del depósito fue sellado con arcilla y el dique con papel de aluminio.

La isla artificial que rodea IJsseloog dispone de instalaciones de procesamiento para separar contaminantes de la arena dragada y la turba. La arena limpia se recicla para ser utilizada otros lugares. Por otra parte la isla ya ha sido colonizada por diferentes especies de aves acuáticas como cisnes, gansos, espátulas, patos de montaña y somormujos.

Fotos vía: Boskalis

Escrito por Daniel Terrasa el 12 julio, 2015 | ningún comentario
Etiquetas: , , , , Viajes

Déjanos tu comentario