• Curiosidades

    Houtong, la ciudad de los gatos de Taiwan

    houtong

    Los gatos son los protagonistas de decenas de miles de vídeos, fotos o gifs que inundan cada día la red, pero su relevancia no se puede limitar a la intrascendencia de ser los reyes del entretenimiento en Internet. Al menos, si tomamos como referencia a los gatos de Houtong, una pequeña ciudad de Taiwan empobrecida y olvidada tras ignorar sus minas de carbón que consiguió salir a flote gracias a una pequeña comunidad de gatos.

    Hasta los años 70, la ciudad de Houtong fue importante gracias a sus minas de carbón, pero cuando la electricidad le ganó terreno al combustible negro, Houtong pasó a ser una de las muchas poblaciones mineras olvidadas. Su situación llegó a ser tan dramática que su único medio de transporte con el resto del mundo era una parada de tren en la Yilan line, una pequeña línea que circula por el norte del país. No es de extrañar que los jóvenes de Houtong se marcharan a otros lugares en busca de oportunidades y que la población descendiera durante dos décadas desde los 6000 habitantes hasta los poco más de doscientos.

    La historia da un giro de 180 grados en 2008. Y aquí entran los gatos. Un amante de estos pequeños felinos que responde al nombre de Palin88 organizó una sesión de fotos para gatos en el pueblo de Houtong. Una sesión que se hizo popular en su entorno, primero, y que luego fue llegando a otros lugares del mundo. El poder de las redes sociales y la fama de estos animales en Internet hizo el resto. Así, Houtong dejó de ser la vieja ciudad de las minas abandonadas para ser la ciudad de los gatos (Cat Village), lo que motivó la llegada de miles de turistas. La población local se ha aprovechado de esta situación y empieza a hacer negocio mediante merchandising. Además, están tan agradecidos a los gatos, que hacen todo lo posible para mantenerlos bien cuidados. Incluso reciben la visita desinteresada de veterinarios, han creado espacios para que los animales descansen e incluso han construido un paso elevado en un puente (exclusivo para gatos) que conecta la ciudad con la estación de tren, para que los visitantes sepan nada más llegar que Houtong es la Meca Gatuna.

    La parte negativa de esta historia es que muchos propietarios que están hartos de sus mascotas, abandonan sus gatos en la ciudad de Houtong asumiendo que se harán cargo de ellos. La población de gatos ha crecido exponencialmente en los últimos meses y la entrada de estos gatos “externos” complica la vacunación de todos los ejemplares, de forma que muchas enfermedades se extienden con facilidad. Además, el incremento de felinos supone también un gasto extraordinario. Encontrar el punto de equilibrio será esencial para mantener el desarrollo de Houtong, que no quiere volver a ser la ciudad de las minas abandonadas.

    Fuente imagen: Amusing Planet

    Escrito por David Martinez el 17 junio, 2013 | ningún comentario
    Etiquetas: , , , Curiosidades

    Déjanos tu comentario