• Sin categoría

    Horseshoe Bend, la herradura gigante de Arizona

    Hoy viajamos al salvaje Far West de los Estados Unidos, a esas tierras que conservan aun su halo de aventura y donde la Naturaleza sigue siendo abrumadora para el ser humano. En el estado de Arizona, el indomable río Colorado dibuja un espectacular meandro que los primeros exploradores del Oeste llamaron Horseshoe Bend, la curva de la herradura. Una herradura gigante en todo caso.

    Este capricho geológico es el fruto de milenios de trabajo erosivo por parte de los fuertes vientos que transportan la fina arena del desierto y el caudal del poderoso río Colorado, que juntos han creado formas y diseños exquisitos. Estamos en una región conocida como Grand Circle, que abarca más de una docena de parques nacionales, incluyendo el Gran Cañón, Bryce Canyon y el Parque Nacional Arches. 

    El Horseshoe Bend se encuentra cerca de la ciudad de PageAquí las aguas de color verde esmeralda del Río Colorado toman una curva gigantesca entre paredes de más de 300 metros de altura. Los habitantes de la región prefieren llamarlo King Bend, porque sin duda este tiene que ser el rey de todos los meandros. Si es en realidad una herradura, es mejor no tratar de imaginar el tamaño del caballo.

    Se puede llegar hasta aquí por la ruta 89. Un camino peatonal permite acceder a lo más alto de estos acantilados horadados por el río a lo largo de los tiempos. La excursión suele empezar unos 8 kilómetros río arriba, a la altura de la no menos espectacular presa  de  Glen Canyon. Por desgracia, las fotos, aunque hermosas, no reflejan ni un ápice de la grandiosidad y la belleza de este lugar.

    Foto via: danheller.com

    Escrito por Daniel Terrasa el 25 marzo, 2012 | ningún comentario
    , Sin categoría

    Déjanos tu comentario