• Reportajes, Viajes

    Hashima, la ciudad-isla fantasma de Japón

    A 15 kilómetros de Nagasaki se encuentra Hashima, una pequeña isla de 140 metros de largo en donde se llegó a construir una ciudad a la que no le faltaba de nada. Se trataba de la única isla, de las 500 que la rodean, que estuvo habitada. Las razones por las que fue la elegida como hogar de unas 3.000 personas tienen que ver con el carbón. En 1887 se descubrió que esta isla contaba con yacimientos bastante importantes, por lo que dos años después, la isla fue comprada por Mitsubishi. Para evitar que los trabajadores tuvieran que estar todo el día desplazándose en barco, la compañía decidió que era mucho más cómodo y económico que se quedaran a vivir allí mismo junto con sus familias. Fue en aquel momento cuando se decide construir la ciudad de Hashima, con robustas edificaciones, cines, teatros, escuelas, etc. Lo único que no había, ya que eran innecesarios dado el tamaño de la isla, eran coches, por lo que sus habitantes solían recorrérsela a pie.

    Los habitantes de la isla, todos ellos contratados por Misubitshi, contaban con todo tipo de comodidades facilitadas por la empresa. El único y principal inconveniente es que todo aquello se debía únicamente al carbón. Por ello, cuando éste comienza su declive dejando de ser rentable, en 1974, la compañía decidió cerrar las minas y, por encontrarse aislados, a sus habitantes no les quedó otro remedio que abandonar la isla llevándose únicamente lo imprescindible.

    Desde entonces, la ciudad de Hashima es una ciudad en el olvido. En ella ya no queda vida, aunque sus edificaciones y algunos enseres continúan allí. Hasta hace poco sólo se podía visitar si tenías un barco e ibas por tu cuenta, pero dado que esto resultaba bastante peligroso, ya que al estar abandonada se podía desprender cualquier trozo de pared o escombro, se decidió realizar visitas organizadas que, por motivos de seguridad, no permiten ver gran cosa. Si te fijas bien, ésta parece tener forma de buque de guerra, es por ello por lo que muchos japoneses también la llaman Gunkanjima.

    Fuentes: Tejiendoelmundo, Wikipedia

    Imágenes: mittyoi, Mitchell Wapner

    Escrito por Laura Fernandez el 27 agosto, 2011 | ningún comentario
    Etiquetas: , , , , Reportajes, Viajes

    Déjanos tu comentario