• Viajes

    Halusky, la delicia de Eslovaquia

    ¿Qué mejor forma de sumergirse en los países a los que viajamos que probando su gastronomía? La experiencia forma parte del viaje, así que en Bratislava, y en el resto de Eslovaquia en general, el plato típico que hay que degustar son los Halušky, una especie de pequeños gnocchi en versión eslava. Deliciosos y contundentes.

    Aunque también se comen, en otras versiones, en Polonia, Hungría o Ucrania, los famosos y genuinos Halušky son los eslovacos. Para elaborarlos, se forma una pasta de harina, patata rallada, sal y huevo, que se pasa por un tamiz para lograr porciones pequeñas que serán hervidas en agua. Después se condimenta con algún queso (que se funde con el calor de la pasta) y generosas raciones de tiras de carne o de tocino.

    Hay diversas variantes, pero la especialidad de Bratislava es la de Bryndzové halušky, considerado por muchos el plato nacional de Eslovaquia. Lleva un queso de oveja especialmente sabroso, el bryndza, parecido al feta griego, y bacon frito. Encontraremos este plato  fácilmente en el menú de todas las tabernas del centro de la ciudad y por supuesto tenemos que comerlo acompañado de una buena pinta de cerveza del país.

    Aunque por fuera parezca un simple plato de pasta con algo de patata, los Halusky, servidos siempre en el tradicional plato de madera, son un sólido manjar y acabarse un plato entero puede convertirse en una verdadera hazaña. Comiendo un plato entero de halusky conseguimos una generosa y absolutamente deliciosa ración de calorías para soportar los rigurosos inviernos a orillas del Danubio.

    A pesar de todo, si viajas a Eslovaquia no dudes en pedir tu plato de Halusky y disfrutar de una estupenda comida tradicional. ¡Buen provecho!

    Fotos via: newgo.cz

    Escrito por Daniel Terrasa el 28 abril, 2012 | ningún comentario
    Etiquetas: , , , , , Viajes

    Déjanos tu comentario