Viajes

Hallerbos, el bosque azul de Bélgica

hallerbos-2[2]

Justo en la frontera de Flandes y Valonia, la invisible frontera interior que divide Bélgica, se encuentra uno de los rincones más bonitos del país: Hallerbos, el bosque azul. Allí, desde finales de abril hasta principios de mayo una espléndida alfombra de jacintos bluebell salvajes cubren el suelo, dando lugar a imágenes tan bellas como las que hoy te traemos.

Estas flores, cuyos colores van desde azul pálido hasta violeta intenso, rodea los delgados troncos de los árboles y se extienden hasta las orillas de los arroyos. En la distancia parece que alguien ha estado pintando el suelo Hallerbos con un gran pincel.

hallerbos-1[6]

Hallerbos fue hace muchos años parte del Bosque de Soignes, el mayor bosque de hayas de Europa, que se extiende sobre la parte sur de Bruselas. Durante la Primera Guerra Mundial, este bosque fue arrasado por los bombardeos y solo se pudieron salvar algunos viejos robles y hayas. Después de los esfuerzos de reforestación de la década de los 50, inició su lenta recuperación.

Sin embargo, indiferentes a la barbarie humana, los jacintos bluebell salvajes, han seguido floreciendo cada primavera, con o sin árboles, fieles a su cita.

hallerbos-6[2]

El bosque cuenta con otros muchos atractivos y una fauna notable en la que destacan variadas especies de pájaros, ardillas, ranas y sapos y algunas parejas de buitres. Por eso son tantos los bruselenses que se acercan los fines de semanas (el bosque se halla a apenas 30 kilómetros al sur de la capital belga) para obtener hermosas fotografías y disfrutar de todos estos tesoros.

Fotos vía: lesoir.be

Escrito por Daniel Terrasa el 13 junio, 2014 | ningún comentario
Etiquetas: , , , Viajes

Déjanos tu comentario