• Sin categoría

    Grüne Zitadelle, la ciudadela verde de Magdeburg

    Grunne-Zitadelle-Magdeburg

    Hoy viajamos para ver a la ciudad alemana de Magdeburg para ver otra de las fascinantes obras del genial arquitecto austriaco Hundertwasser, una de las últimas que llevó a cabo antes de su muerte en el año 2000. Hablamos de la Grüne Zitadelle, la “ciudadela verde”. Un lugar de fábula y que desde el primer día estuvo rodeado de polémica.

    Situado en el corazón de la ciudad, la Grüne Zitadelle cuenta con todos los elementos constructivos presentes en las creaciones de Hundertwasser: en su fachada no hay dos ventanas que tengan la misma forma, la fachada tiene un aspecto caótico y ondulante, de las rejas cuelgan algunas de las herramientas utilizadas en su construcción y, para añadir un toque de surrealismo mayor al conjunto, crecen árboles de las paredes y los techos, especialmente preparados para soportar y acoger sus raíces.

    20051002-hundertwasser1En los tejados brillan globos dorados en contraste con el rosado “gastado” de la fachada. En la planta baja encontramos varios comercios, un café y el centro de visitantes.

    Todo parece estar en movimiento, un desorden solo aparente que encierra un ideal estético muy característico, el de Hundertwasser, y que bebe en las fuentes de los primeros arquitectos modernistas que soñaron con dar a sus fachadas la apariencia de ser líquidas e irreales.

    Sí, una deliciosa locura que lleva el inconfundible sello de su creador (ver también Waldspirale, arquitectura ondulante en Darmstadt) y que se ha convertido en una de las grandes atracciones de Magdeburg, aunque no se trata de un museo o un monumento cerrado: en el edificio viven inquilinos que deben adaptarse a las peculiaridades del edificio y seguir estrictamente las normas, entre las cuales figura la de cuidar de los árboles.

    Fotos vía: gruene-zitadelle.de

    Escrito por Daniel Terrasa el 30 julio, 2013 | ningún comentario
    , Sin categoría

    Déjanos tu comentario