• Viajes

    Golden Gate, el puente rojo de San Francisco

    Lo hemos visto en incontables películas y series de TV, y ya se ha convertido en uno de los grandes iconos de la ciudad de San Francisco, en Califronia. El espectacular y faraónico Golden Gate Bridge conecta esta ciudad de la Costa oeste con la península de Marin, mide casi 3 kilómetros de longitud y sin embargo no es el más grande de la ciudad, aunque sí el más famoso.

    Su construcción fue todo un hito en la ingeniería civil por dos motivos. Uno por su entonces revolucionario diseño, con una estructura  que toma como base dos grandes torres; sobre él pasan seis carriles para el tráfico rodado (se calcula que unos 100.000 coches al día)  además de un paso de peatones y un carril de bicicletas. Su altura es de 67 metros sobre el nivel de las aguas, por lo que no obstaculiza en absoluto el tráfico marítimo.

    El otro gran aspecto por el que esta construcción marcó una época es el hecho que se levantara entre 1933 y 1937, en plena Gran Depresión, que supuso un coste económico astronómico en un momento especialmente duro para los norteamericanos. Por otra parte, las obras emplearon a miles de obreros durante cuatro años.

    Sin duda hicieron un buen trabajo porque el puente ha resistido todo tipo de terremotos, incluyendo el terrible seísmo de 1989. Solo ha habido que cerrar el tráfico tres veces en su historia, y no por culpa de los movimientos de tierra, sino por la fuerza de los poderosos vientos de la Bahía de San Francisco. Si piensas que es exagerado, prueba a cruzar el Golden Gate un día normal y quédate un rato parado mirando el horizonte: el viento te azotará sin compasión hasta que consiga que te marches.

    Fotos via: visitingdc.com

    Escrito por Daniel Terrasa el 6 abril, 2012 | 2 comentarios
    Etiquetas: , , , , , Viajes

    Bay Bridge, el otro puente de San Francisco | 5 de septiembre de 2013 | 12:59 am

    [...] Golden Gate, el puente rojo de San Francisco [...]

    El Puente Colgante de Vizcaya, en Portugalete | 26 de septiembre de 2013 | 12:06 am

    [...] El color rojo con el que está pintado no es casual: es el más adecuado para las condiciones climáticas de la zona para evitar daños en la estructura debidos a los cambios de temperatura y la dilatación de los materiales. Lo mismo sucede con otro famoso puente, el Golden Gate de San Francisco. [...]

    Déjanos tu comentario