Viajes

Gastronomía típica de Holanda

No nos engañemos: Holanda no es uno de esos países que se distinguen por su selecta gastronomía, pero eso no significa que no haya platos interesantes y delicias típicas que vale la pena conocer. Y es que hay vida más allá del arenque de los puestos callejerosy de los magníficos quesos del país. Hoy vamos a sumergirnos de lleno en la típica cocina holandesa.

Como es lógico, el pescado ocupa un lugar muy importante en la gastronomía de los Países Bajos, pero también han influido en ella la famosa cabaña vacuna de sus verdes prados y lo elementos que llegaron de ultramar, sobre todo del Sudeste Asiático, un vestigio del pasado colonial holandés. Vamos a conocer tres de sus platos más característicos:

Erwtensoep

erwtensoep-met-spekSopa de guisantes, también llamada Snert. Muy típica, sobre todo en invierno. La tradición es tomarla antes de salir a patinar por los canales congelados.

Se elabora machacando los guisantes verdes muy finos y suele acompañarse de carne y salchichas. En algunos restaurantes la ofrecen también acompañada de pan y tocino (Erwtensoep met Spek), pan de centeno y mostaza.

Lo mejor es comerla en las pequeñas casas de comidas denominadas Koen en Zopie, donde se prepara de forma casera. Debes probarla: es mucho más deliciosa de lo que su aspecto deja ver.

Rijsttafel

Durante siglos la Compañía de las Indias Orientales trajo a Europa toda clase de especias y productos exóticos. Todo llegaba a los puertos holandeses desde donde se distribuía al resto del continente.

Aquellos navegantes trajeron además algunas recetas  sorprendentes que adaptaron a sus gustos y costumbres. Una de ella es el Rijsttafel.

Busca un buen restaurante indonesio (los hay en cualquier ciudad de Holanda) y pide este plato, que no es otra cosa que arroz hervido acompañado de toda clase de ingredientes: carne, verduras y condimentos a menudo picantes. Hoy en día el Rijsttafel, que literalmente significa “mesa de arroz”, se considera un plato tan indonesio como holandés.

Poffertjes

Para terminar, un plato dulce: los poffertjes, el equivalente holandés a las clásicas crêpes francesas, aunque con algunas diferencias,. Por ejemplo se preparan en una sartén especial con capacidad para preparar 12 ó 16 poffertjes de una sola vez.

Se suelen servir generalmente con poedersuiker (azúcar glasé) espolvoreado y con algo de mantequilla.  Pueden acompañarse de fresas, de una especie de melaza llamada stroop o de slagroom, que es crema montada.

Si por la calle ves un puesto donde anuncien Neederlandse Poffertjes no dudes en acercarte y pedir una ración. Te chuparás los dedos.

Fotos vía: Visit Holland

Escrito por Daniel Terrasa el 14 julio, 2014 | ningún comentario
Etiquetas: , , , Viajes

Déjanos tu comentario