• Sin categoría

    Frietmuseum, el museo de patatas fritas de Brujas

    Por alguna extraña razón, las patatas fritas saben mejor en Bélgica. Será por la larga tradición de cocinarlas y comerlas, o por sus numerosos puestos callejeros donde la gente hace cola para conseguir su cucurucho de Frietjes, con ketchup o mayonesa. Así que hace cuatro años se inauguró en la bella ciudad de Brujas el Frietmuseum, el Museo de las Patatas Fritas, especialmente indicados para lso amantes de este sencillo y delicioso manjar.

    El museo pretende defender el origen belga de esta invención culinaria. Aquí nos explican que fue en concreto en el Valle de Mozza donde empezaron a cocinarse de este modo, hace más de 200 años, digan lo que digan franceses, españoles e irlandeses.

    Al parecer, los habitantes de este valle tenían por costumbre pescar peces pequeños del río para comérselos fritos. Pero un invierno el río se congeló y, a falta de peces, la gente decidió sustitiurlos por patatas, cortadas en forma de pececillos.

    Puede ser cierto o absolutamente falso, pero no importa. No se sabe cuándo ni dónde empezaron a freírse las patatas fritas, pero los belgas, para quienes las Frietjes son un símbolo nacional, se esfuerzan en demostrar que el invento es suyo y arremeten sobre todo contra los vecinos franceses, que se empeñan en arrebatarles el mérito.

    La culpa, según los belgas, fue de los soldados americanos en la Primera Guerra Mundial, que llegaron a Bélgica y probaron las patatas. En su ignorancia, los soldados, al escuchar a los belgas valones hablar francés, pensaron que estaban en Francia y llamaron french fries.

    En todo caso, las patatas fritas belgas son las mejores del mundo. Para cocinarlas, en el museo nos desvelan el secreto: deben ser fritas a exactamente a 140º C y después, tras un breve reposo, dorarlas durante un minuto a 170º C. Lo de la salsa ya es cosa nuestra.

    Fotos via: frietmuseum.be

    Escrito por Daniel Terrasa el 4 marzo, 2012 | ningún comentario
    , Sin categoría

    Déjanos tu comentario