• Viajes

    Etna: Esquí en el volcán

    De entrada, un volcán activo no parece ser el lugar más seguro para unas vacaciones de esquí. Y sin embargo, son muchos los amantes de los deportes de nieve que viajan hasta Sicilia para disfrutar de una experiencia irrepetible: esquiar en las laderas de ese gran coloso humeante llamado Etna.

    Vaya por delante que las pistas del volcán siciliano no son tan largas y espectaculares como las de las estaciones alpinas del norte de Italia, pero la experiencia de esquiar en un volcán, con la grandiosa vista del Mediterráneo de fondo, es algo que no se puede comparar con nada.

    Hay dos estaciones de esquí en las inmediaciones del Etna: Piano Provenzana y sobre todo Nicolosi, que es la de mayor tamaño y la que cuenta con mejores instalaciones. Las pistas son suaves, porque la nieve está en constante lucha entre el frío de las alturas y el calor de la tierra.

    La mejor época para viajar a Sicilia a esquiar (aunque suene raro, hay mucha gente que lo hace) es entre los meses de noviembre y abril. Aunque evidentemente hace frío, es mucho más soportable que el de los Dolomitas, por ejemplo. Y es que el clima sigue siendo mediterráneo. El aeropuerto más cercano a las pistas es el de Catania, más o menos a una hora en coche.

    Pero, ¿qué pasa con las erupciones? ¿No hay peligro? Lo cierto es que el cráter del Etna suele arrojar regularmente humo y cenizas, pero rara vez expulsa lava o gases tóxicos. Cuando esto sucede, el acceso a las pistas se cierra como medida preventiva.

    Fotos vía: La Repubblica

    Escrito por Daniel Terrasa el 5 marzo, 2017 | ningún comentario
    Etiquetas: , , , , , Viajes

    Déjanos tu comentario