• Viajes

    Estado de Bahía, Brasil: la tierra de la felicidad

    Los brasileños llaman al estado de Bahía terra da felicidade (la tierra de la felicidad), y sin duda hay motivos para hacerlo: alí se encuentran algunas e las más bellas playas del país y se celebra un colorido carnaval sólo superado por el de Rio de Janeiro. Hoy, Bahía es una tierra de contrastes impregnada de tradiciones culturales africanas que nos ofrece a los viajeros una aventura fascinante en Brasil.

    Los primeros días de “la tierra de la felicidad” fueron sin embargo terribles: allí fueron a parar cerca de 4 millones de esclavos negros procedentes de África para trabajar en las plantaciones de azúcar del nuevo mundo. El resultado de esta migración forzosa fue el nacimiento de una cultura propia que mezcla elementos de tres continentes y que se traduce en manifestaciones culturales tan curiosas como la capoeira. Aún hoy en las calles de Salvador de Bahía y en las playas de la zona se puede ver a jóvenes brasileños practicando esta disciplina que aúna lucha y danza.

    Paseando por la ciudad notaremos en seguida el aroma de los puestos de comida callejera regentado por las baianas, mujeres ataviadas con los vestidos tradicionales de encaje blanco, pañuelos y collares de cuentas, que preparan bocadillos y otras delicias de inspiración africana. Imprescindible probar el  acarajé, un buñuelo frito hecho de puré de guisantes de ojos negros, así como la moqueca (un rico guiso de marisco hecho con tomates y ajo).

    Para beber, nada más clásico que la caipirinha, el cóctel nacional de Brasil, elaborado con limas, azúcar y cachaça, un licor de caña parecido al ron. La variedad de Salvador incorpora a la caipirinha tradicional sabores como el de la sandía o la fruta de la pasión.

    Pero, ¿qué es un viaje a Brasil sin la música? Una experiencia muy recomendable es comprar entradas para ver al mundialmente famoso Balé Folclórico de Bahia en el Teatro Miguel Santana. El espectáculo presenta a decenas de músicos, bailarines y cantantes interpretando un repertorio de las tradicionales “danzas de esclavos”, sambas y bailes ceremoniales asociados con Candomblé.

    En cualquier caso, no hay que esforzarse mucho por sumergirse en el espíritu de la música afrobrasileña, basta con salir a pasear por la calle y dejarse llevar por la banda sonora de Bahía al ritmo de instrumentos de percusión tradicionales como el berimbau, el atabaque o el agogô.

    Fotos vía: Lonely Planet

     

    Escrito por Daniel Terrasa el 25 noviembre, 2017 | ningún comentario
    Etiquetas: , , , , Viajes

    Déjanos tu comentario