• Sin categoría

    Espot (Lleida), las secuelas del invierno y el viento

    espot

    A día de hoy, no es ninguna novedad oír decir que el frío polar ha congelado a España entera. Se siente. Este viernes, los termómetros llegaron a marcar hasta -20 grados. Casi 40.000 alumnos en Catalunya y Castilla y León se quedaron sin clase. Pero los primeros en tocar la nieve fueron, como era de esperar, los Pirineos. En las zonas catalanas de la Val d’Aran (en aranés) o Espot (comarca del Pallars Sobirà) la sensación térmica es casi impronunciable.

    Gracias a este frío, la demanda convencional de gas natural está alcanzando máximos históricos. Es cierto que los medios de comunicación tienden (o tendemos) a exagerar la mayor parte de las veces, y más con las predicciones meteorológicas. Pero… que se lo cuenten a los que se encuentran en el valle de Espot. El jueves, la sensación térmica en el municipio homónimo era de menos cuarenta grados bajo cero, a causa del viento. Según advirtieron en algunos telediarios, en esas condiciones se pueden congelar las partes del cuerpo que estén expuestas a la intemperie en diez minutos.
    Por otro lado, la nieve ha hecho necesarias las cadenas en puertos y carreteras de la red secundaria, en especial de Burgos, Asturias, Cantabria, León, La Rioja, Navarra y Soria, y a circular con precaución en puntos de vías principales de Burgos, La Rioja, LLeida, Palencia, Soria y Teruel. En total, treinta provincias están en alerta naranja (riesgo importante) y otras 44 en alerta amarilla.

    Una situación que se enfría debido a las rachas de viento, que en algunas zonas alcanzan entre 80 y 110 kilómetros por hora. Intentaremos disfrutar de la nieve como buenamente se pueda.

    Fuente: RTVE y Nevasport

    Escrito por Marta Rosella Gisbert el 5 febrero, 2012 | ningún comentario
    , Sin categoría

    Déjanos tu comentario